Colombia: fortalezas del rival peruano del 8 de octubre
Colombia: fortalezas del rival peruano del 8 de octubre

El 1-1 ante la , luego del 0-0 de la Copa América 2015, demuestra que la única gran diferencia que tiene con Perú es de origen individual. Uno por uno, los jugadores colombianos militan en equipos de mayor jerarquía mundial que los peruanos, pero a nivel de selecciones no existe un claro favorito. Por eso vale analizar las fortalezas del rival que enfrentaremos en el debut del próximo 8 de octubre en Barranquilla. 

1. Variantes tácticas. Colombia inició en el Red Bull Arena con un 4-2-3-1 en el que destacó el aporte de Macnelly Torres como volante mixto trabajando en sociedad con James Rodríguez. Pero con el paso de los minutos este sistema se transformó tácticamente en un poderoso 3-4-3. El segundo movimiento táctico de Colombia es el que le hizo más daño a Perú, porque el rival formó una pared en el mediocampo con Arias, Cuéllar, Macnelly y Fabra, y dejó un trío de ataque conformado por Teo Gutiérrez, Carlos Bacca y James Rodríguez. 

2. Licencia de Pekerman. Al no estar Paolo Guerrero en el frente de ataque rival, durante el sistema 3-4-3 el técnico de Colombia retrocedió al volante Carlos Sánchez para convertirlo en un líbero que trabajó entre los centrales Cristian Zapata (AC Milan) y Jeison Murillo (Inter de Milán) ante la poca amenaza del joven delantero peruano Iván Bulos. Con el 'Depredador' enfrente, en sociedad con Farfán, el factor riesgo será definitivamente muy diferente. ¿Se arriesgará Pekerman a realizar este sistema?

3. James Rodríguez. Es el generador de ataque por naturaleza y aunque siempre está a la altura de lo que se espera de él, no ha vuelto a mostrar el gran nivel del Mundial 2014. Colombia es más peligrosa con James, es el dueño de la pelota parada, pero cuando no está en cancha el rival carece de peso ofensivo por izquierda y de sorpresa en el remate. Anoche fue reemplazado por un golpe en la rodilla.

4. Radamel Falcao. Es el '9' de Colombia mediático, el delantero que el peruano promedio conoce y teme, pero que no está hace mucho tiempo en su mejor nivel. No fue convocado para el amistoso ante Perú por su falta de continuidad en el Chelsea, y no hay que olvidar que Falcao fue una decepción en la Copa América porque condicionó a Pekerman a utilizarlo como titular y no aportó como se esperaba en el ataque 'cafetero'. La primera lectura puede resultar demoledora para el ‘Tigre’ Falcao: hay otros delanteros colombianos en mejor momento.

5. Carlos Bacca. Con el gol que le hizo anoche a Perú sumó su octavo tanto con la camiseta colombiana, siete de los cuáles ha visto Pekerman. Eso ya reviste un plus de confianza a favor del delantero. Fue el mejor del ataque rival y preocupó mucho más que Teo Gutiérrez. El peligroso atacante del Milán tiene categoría para encarar, es rápido, pícaro para chocar con los defensas y fuerte como para aguantar un trancazo como el que le dio Juan Vargas. Hoy está un peldaño arriba que Jackson Martínez (Atlético de Madrid) y está claro que será el socio de Teo en Barranquilla.

6. Macnelly Torres. Mucho ojo con este volante del Atlético Nacional. Reapareció en la selección Colombia después de 18 meses y anoche dio la impresión de que nunca se había ido. Aunque solo estuvo los primeros 45 minutos, fue vital en el centro del campo como apoyo de James Rodríguez, siendo el encargado de darle a su selección una salida limpia desde el fondo.  

7. David Ospina. El guardameta es muy seguro en los remates potentes, no suele dar rebotes, sale a matar en los mano a mano, y su fuerte es ir abajo gracias a sus rápidos reflejos. Quizás por su 1.83 mts. no suele ser tan fino cuando sale a cortar.  Anoche tuvo muy poco trabajo en el Red Bull Arena.

8. Dos más. En Colombia destacan muchísimo lo hecho por Jeison Murillo (Inter de Milán) y Santiago Arias (PSV). El primero jugó por izquierda, fue sólido en la zaga y oportuno en los cierres. El segundo trabajó como lateral derecho y está haciendo olvidar de a pocos a Camilo Zúñiga (Sampdoria) y Pablo Armero (Flamengo), quienes juegan muy poco en sus clubes.