Módulos Temas Día

Más en Selección

"Gareca la tiene clara", por Ricardo Montoya | OPINIÓN

Repasemos juntos parte del manual de esta rara avis argentina futbolera, que privilegia el seso antes que la pasión

Ricardo Gareca

"Gareca la tiene clara", por Ricardo Montoya | OPINIÓN

Cuatro pelos locos, pero ninguno de tonto. Ricardo Gareca no ha forjado su heroicidad en el Perú por la frecuente idealización romántica que de las personalidades hacen los nacionalistas a ultranza. Es él, y su filosofía de trabajo, lo que se ha arraigado en la gente. Él y esa apuesta guardiolista, aunque no la cite, que dice: “Ya que perder es una posibilidad en el fútbol, el jugar bien es lo único que te asegura una modesta satisfacción inclusive en la desgracia”. No es solamente la intención de juego lo que cautiva al peruano común, también están los códigos, las formas, el culto a la tenacidad. Repasemos juntos parte del manual de esta rara avis argentina futbolera, que privilegia el seso antes que la pasión:

1) El sistema antes que los nombres: Calcaterra está y no así Benavente, no porque él considere a uno mejor que al otro. De hecho, el profesor valora el nivel de competencia en el que se de-senvuelve el ‘Chaval’. La convocatoria de Horacio responde simplemente a que posee características que el técnico está buscando para su sistema de juego. Lo mismo pasó con Andy Polo en su momento, o con Paolo Hurtado. Le ofrecen a Gareca variantes específicas dentro de sus esquemas tácticos. El hombre del Cristal puede hacer la banda izquierda, es polifuncional y tiene salida limpia. Además, se suma bien al ataque. Contra lo que se cree, a Gareca no le disgusta Benavente, pero en funciones creativas prefiere a Cueva y a Farfán.

2) La edad no es tan importante: la apuesta por Marcos López es una prueba de ello. Once partidos en primera y seis como titular parecen un CV escueto para representar al país. Sin embargo, en una banda izquierda en la que Trauco no juega y Loyola no termina de despegar, buscar una alternativa parece sano. Además, Gareca, que “ve un hombre y no a un chico en él”, ha podido observarlo seguido en los entrenamientos en Rusia. Por si fuera poco, López también puede alternar como extremo. El mismo caso pero con edad avanzada es el de Farfán. Para Gareca los 34 años de Jefferson no son determinantes mientras su nivel competitivo no decaiga.

3) La prensa, o el gusto popular, no le imponen jugadores: Gareca no se traiciona. Ya tiene un grupo formado, procura respaldarlo. Jean Pierre Rhyner sonaba fuerte en la Videna, pero Gareca ya dijo que antes de llamarlo quiere conocerlo. Callens no es de su gusto personal y Lapadula, contra corriente, podría ser convocado si es que el jugador muestra interés en vestir la blanquirroja.

4) Cree que el potencial de Perú es amplio: se queda en el país, como él mismo ha confesado, no solo porque en la Argentina no le ofrecieron el cargo. Lo manifestó con la honestidad con que dibuja sus actos: que se queda también porque piensa que su labor no ha terminado y porque cree que este mismo grupo, con mucho mayor trabajo y algunas adiciones, puede alcanzar nuevas metas.

Tags Relacionados:

Ricardo Gareca

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada