¿Por qué Paolo Guerrero es el único "fantástico" que queda?
¿Por qué Paolo Guerrero es el único "fantástico" que queda?
Renzo Galiano Sedán

"Fantásticos", así le decían al cuarteto ofensivo de la  integrado por Claudio Pizarro, , Jefferson Farfán y Juan Manuel Vargas. Ese apelativo tomó fuerza cuando Perú venció 2-0 a Paraguay en el Estadio Nacional en la primera fecha de las Eliminatorias Brasil 2014. En dicho encuentro, Guerrero hizo un doblete.

► Paolo Guerrero: "Estoy feliz, pero hay gente pesimista"

A partir de ese momento, todos, absolutamente todos, pensaron que Perú estaba encaminado para lograr sus boletos rumbo a Brasil. "Tenemos a los cuatro fantásticos, no pasa nada", decían muchos en las calles. Al final del proceso, esos mismos decían: "Ni los fantásticos nos salvaron". Pero, en este pleno 2017 ese contexto cambió radicalmente.

Por diversos motivos ese grupo -para nuestra buena suerte- se desintegró en un suspiro. El único abanderado que sobrevive es Paolo Guerrero. El 'Depredador' tomó, como se dice, la batuta de un equipo conformado por jóvenes soñadores. Ha demostrado tener el carácter, la compostura y las agallas para capitanear un barco bastante pesado. Punto a favor para el '9' peruano.

► 

También, Guerrero mantuvo una carrera deportiva aceptable. Siempre cuidó su estado físico y se exigió bastante para consolidarse como goleador tanto en Corinthians como en Flamengo. Esto no fue el caso de Juan Vargas y Jefferson Farfán.

El 'Loco' no recuperó la cordura. Decidió deambular en clubes europeos sin asentarse. Llegó al Real Betis, pero no presentó mayor motivación y eso provocó que cayera en las constantes lesiones. A tal punto, de no cuidar su peso. Por eso, quedó de lado para Gareca.

Ni que decir de la 'Foquita', quien hasta ahora muchos extrañan. La verdad, Farfán lo tiene todo en juego, pero sus decisiones a nivel de clubes no fueron correctas. Irse a una liga desconocida fue el principio de la debacle. Posteriormente una lesión grave y declaraciones desafortunadas hicieron que sea marginado.

Por el lado de Claudio Pizarro, el tema de su alejamiento recae en la edad. Presenta calidad y nadie discute su olfato goleador, pero los 38 años que lleva sobre las espaldas -sumado a las lesiones constantes en Werder Bremen- prácticamente lo alejan de una convocatoria.

Es cierto, Ricardo Gareca siempre ha dicho que las puertas de la selección peruana están abiertas para todos. Sin embargo, no hace mucho, aseveró en una entrevista con este diario que "Claudio Pizarro y el mismo Carlos Lobatón están más cerca del retiro".

Todas estas circunstancias permitieron que Paolo Guerrero sea el máximo estandarte de Perú, Claro que sus ganas de seguir adelante juegan un rol extremadamente importante. Querido en Flamengo, aclamado en su país y adorado por la prensa extranjera. Por eso y tantas razones, Guerrero aún perdura.

Y, por favor, desterremos para siempre ese sobrenombre que tanto perjudicó a la selección peruana en el último proceso clasificatorio. ¿"Cuatro Fantásticos"? ¿Acaso eran futbolistas con cualidades sobrenaturales? En lo absoluto, solo que los escasos y sorprendentes triunfos cegaron a todos. Por eso, se buscó bautizar a la ofensiva con un apelativo absurdo. Hoy, más que nunca, somos verdaderamente un equipo a carta cabal.

LEE MÁS SOBRE...

¿El 'secreto' de Ricardo Gareca para lograr el triunfo de Perú? — Deporte Total (@dt_elcomercio)