Christian Cruz Valdivia

El primer once de en la selección peruana no trajo muchas novedades en cuanto a nombres para enfrentar a México, pero sí se presentó algunas variantes en cuanto al juego. La salida jugando, el toque corto, por lo más llamativo.

LEE TAMBIÉN: Crónica de un arranque tibio: Perú marcó, peleó, pero la jerarquía mexicana lo noqueó en el final

Sin embargo, para el partido del martes ante El Salvador, según contó el mismo Juan Reynoso, se probará a un nuevo once. Si ante México jugaron los que eran la base del proceso Ricardo Gareca, para el segundo amistoso se espera que pruebe los nuevos hombres. Los siguientes onces están armandos sin considerar a los jugadors que fueron titulares la noche del sábado. Quizás el técnico decida repetir algunos.

En principio, el cambio cantado estaría en el arco. Pedro Gallese no solo es el dueño del arco, sino también es el capitán del equipo. En los últimos cuatro años ha atajado de manera continua. El último partido donde no estuvo presente fue en el amistoso ante Estados Unidos, en octubre del 2018.

Justamente, este martes el puesto puede ser para José Carvallo, quien atajó ese amistoso ante los norteamericanos hace cuatro años. El otro portero en la convocatoria es Alejandro Duarte, que es del gusto de Juan Reynoso.

Cambios con nuevos nombres

En la defensa, ya vimos el primer gran cambio en el duelo ante México. El ingreso de Carlos Zambrano fue obligado por la lesión de Anderson Santamaría. Luego no hubo más cambios en esa zona del equipo. Se espera que se pueda ver una nueva línea atrás.

Se puede ver la dupla Zambrano-Abram, que ya se conocen porque ya han jugado varios partidos juntos. Son 14 partidos que han vestido la Bicolor en la zaga, 5 de ellos en la Copa América y 4 en Eliminatorias.

La otra opción es que, como ya vio lo que puede rendir Carlos Zambrano, se incline por ver a Miguel Araujo en ese puesto de central por derecha. En los laterales, Aldo Corzo y Nilson Loyola esperan su oportunidad para armar la línea de 4. Si opta por otro sistema, los tres centrales pueden tener su oportunidad a la vez.

4-1-2-3

La gran pregunta es cómo se jugará en el mediocampo. Si asumimos que veremos nuevos nombres, no se repetirá la dupla Tapia-Aquino. Para esos puestos de marca se cuenta con Wilder Cartagena y puede estar acompañado de ‘Canchita’ Gonzales o del mismo Sergio Peña -aunque este ingresó como 10 ante México-. Edison Flores también ha jugado en ese puesto.

Sin duda la ausencia de Yoshimar Yotún le quita un hombre importante para ese mediocampo. Quizás Juan Reynoso se anime a probar a jugar 4-3-3 para poblar esa parte del campo. O si juega con 5-3-2, el mediocampo tendrá más hombres con las posiciones de los laterales.

Pero el principal problema a resolver es cómo conectar todo eso con los atacantes. Perú juega al ritmo de Christian Cueva. Sin el 10 de titular, podría jugar 4-3-3 para aprovechar la velocidad de extremos como Yordy Reyna, Canchita Gonzales o Bryan Reyna.

4-3-3

Pero sin duda, todos quieren ver a Piero Quispe en el equipo del martes. El volante crema quedó fuera de lista para el partido ante México -junto a Reyna-, pero puede tener presencia ante los salvadoreños. Piero es un creativo que se mueve siempre detrás de los puntos, por el medio del campo. En el 4-2-3-1, es quien debe conectar con los extremos y el atacante. En el 4-3-3, seguro se podría tirar a la izquierda para aprovechar sus diagonales.

Finalmente, el 9 será un discusión siempre abierta. Lapadula juega mucho con sus movimientos, Ruidíaz es un jugador que, si bien tiene buen pie, su fortaleza está en ser un definidor en el área chica. Valera sabe salir del área y Ormeño es un 9 neto.

5-3-2

¿Se animará a jugar con dos puntas? Este martes quizás veamos una nueva apuesta de Juan Reynoso. Adelantó que su idea era probar dos equipos y si la derrota ante México no le dejó tan malas sensaciones, seguro seguirá por su idea para conocer mejor al universo de jugadores.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más