Renato Tapia: la chance del jugador que volvía loco a Markarián
Renato Tapia: la chance del jugador que volvía loco a Markarián
Redacción EC

me vuelve loco. Juega de contención y allí es donde a uno le da gusto verlo. No tiene vergüenza en tirarle una patada a Pizarro o Guerrero”. La frase es de Sergio Markarián en junio del 2013. El entonces técnico de la selección peruana observaba a algunos jóvenes que podían servir para futuras convocatorias. Cuando Perú ya no tenía opción alguna de clasificar al Mundial de Brasil 2014, incluyó a Tapia en su lista. La mala suerte, sin embargo, le jugó una mala pasada a Renato Tapia: se lesionó.

Igual, el ‘Mago’ estaba convencido de sus capacidades. De hecho, en el informe que presenta a la FPF tras culminar su proceso eliminatorio, asegura que Renato Tapia “merece una oportunidad” en la selección. Pablo Bengoechea, ex asistente del mago y posteriormente técnico de Perú, le tomó la palabra a Markarián. No lo llamó en sus primeros amistosos porque Tapia se encontraba trabajando con la Sub 20. Ya cuando se sabía que Twente no lo dejaría viajar al Sudamericano, Bengoechea lo llamó para la gira asiática en la que enfrentamos a Irak y Qatar.

Una fisura en un hueso ubicado entre la tibia y el peroné, según nos explicó su representante Carlos Gonzales, lo dejaron fuera nuevamente y tuvo que esperar hasta los amistosos ante Paraguay de noviembre para ser convocado de nuevo. Sin embargo, Twente envió un comunicado a la FPF indicando que Renato Tapia se encontraba en su última fase de recuperación de la lesión antes comentada. Tampoco viajó. 

Prácticamente las lesiones han impedido que Renato Tapia debute en la selección mayor. Y todo indica que su debut llegaría este 31 de marzo ante Venezuela. Hay dos razones para pensar que Ricardo Gareca lo convocará. La primera es que Renato es uno de los pocos peruanos en el extranjero que suma minutos. Ha jugado ya 11 partidos de liga con el equipo holandés e incluso tiene un gol. Hoy juega más que Vargas (Fiorentina) y Pizarro (Bayern Múnich), nada menos.

La segunda es que Perú es un equipo que hace tiempo carece de un volante de contención consolidado. Josepmir Ballón apunta a serlo, pero si no está, paramos de contar. Además, el plus de Renato Tapia es que tiene 19 años y también puede jugar de defensor central. ¿Cuántos jugadores que estuvieron en la última Eliminatoria pueden jugar en ambas posiciones? Creo, sin temor a equivocarme, que ninguno. Tapia es un seis con técnica de diez que merece una chance.

LEE TAMBIÉN...