Pedro Canelo

El inicio de la Liga 1 nos traerá de vuelta a un equipo histórico como el Cienciano del Cusco. El administrador permanente del club sureño, Sergio Ludeña, también ha presidido la Junta Directiva de la Segunda División por más de tres años. Con esa experiencia en torneos de ascenso, no solo nos hace un diagnóstico realista del cuadro rojo sino que analiza cómo se maneja el tema de la categorización en el fútbol peruano.

-¿En qué régimen administrativo vuelve Cienciano a la Primera División?

Cienciano se encuentra en una intervención concursal, por estar intervenido por Indecopi y básicamente tiene tres grandes grupos de acreedores: la Sunat (que preside la junta), los ex trabajadores y el consorcio Estrella (representado por Juvenal Farfán). Hace cuatro años nos dieron la confianza a Network Inversiones, para administrar el club. Nuestro proyecto de pago es por 15 años.

-¿Juvenal Farfán no fue presidente del club? ¿Cómo se convierte en acreedor?

Sí, fue presidente del club en el 2012. Y ahora es un acreedor y miembro de la junta empresarial que te comento y que hemos financiado al club. La información que tengo es que el Consorcio Estrella le pagaba los sueldos a los jugadores porque el club no tenía flujo de caja.

-¿Entonces Network también es acreedor?

No, eso es parte de la deuda corriente, que es lo que generas desde el año de la intervención hacia adelante.

-¿Cuándo el régimen dejará de tener administración permanente?

Proyectamos unos doce años.

-¿El Cienciano hoy tiene un activo? En el 2008 solo tenía un televisor y un trofeo.

Cuando llegamos el 2015 nos encontramos con un ex trabajador que se quería llevar unos trofeos del club a manera de pago. Fue nuestra primera conciliación. No encontramos ningún activo. Hoy el activo principal del club es un automóvil, que obtuvimos por un convenio con un sponsor. Ahora ya estamos buscando una infraestructura propia.

-¿Nunca entablaron contacto con el ex presidente Juvenal Silva?

Sí nos contactó cuando recién llegamos para desearnos suerte con el club. Nosotros como administración no podemos ver papeles ni detalles de lo que pasó antes. Si la situación llegó hasta intervención de Indecopi, es porque algo estuvo mal. Mucho de esto tuvo que ver con no declarar impuestos en su momento. Hoy la deuda concursal es de 11 millones de soles y deuda tardía es 22 millones de soles.

-¿Qué convenios tienen en la actualidad?

Para las oficinas tenemos convenios con el colegio del mismo nombre. Tenemos oficinas muy cómodas en el mismo centro de la ciudad. Y en el tema de infraestructura estamos buscando convenios con municipios.

-¿Qué pasó con el espacio que iban a tener en Oropesa?

Vimos ese caso hace dos años, pero ese terreno pasó a gestión del gobierno regional y no hemos podido destrabar esa parte.

-¿Entonces aún no hay una fecha para aspirar a tener infraestructura propia?

El primer objetivo es sanear la deuda corriente este año, eso nos ha costado cuatro años de trabajo. Luego ya viene el trabajo de infraestructura. No creo que podamos tener un recinto como el de Real Garcilaso (hoy Cusco FC), que en realidad es un templo, pero vamos a comenzar con eso.

-¿Van a ser locales en el estadio Garcilaso de la Vega?

Sí, somos el tercer equipo peruano que más gente lleva a los estadios.

-¿Fue muy difícil retener al técnico (Marcelo Grioni) al ascender?

En el caso de Marcelo es un técnico muy identificado con el club. Nos pusimos de acuerdo muy rápido en el tema económico. Él ha comprendido que pasamos una etapa muy cautelosa en la administración.

-¿Cuál es la meta que tiene Cienciano al volver a Primera?

Por la historia que tiene el club, existe la exigencia de buscar nuevos objetivos. Ya cuidamos la parte económica y ahora nos permitimos soñar con volver a un torneo internacional.

-¿Cuánto puede competir en el tema de imagen de la región un equipo que hoy ha cambiado de nombre a Cusco FC?

En el tema de imagen y mediático, Cienciano no tiene competencia. Este club tiene 118 años. Estamos comprometidos con la imagen de nuestra marca y por ejemplo ahora trabajamos con Vidawasi, con la idea de difundir la lucha contra el cáncer infantil.

-¿Por qué a la Segunda División le ha costado tanto consolidarse?

Yo aún presido la Junta Directiva de la Segunda, estuvo allí tres años y medio. Dentro de lo que mejoramos estuvieron los contratos por televisión, triplicamos esos ingresos. Estamos en un horizonte de consolidación, cambiamos un torneo para que todos puedan competir, por eso surgió la idea de hacer Play Offs. Antes un equipo se disparaba en la punta y todos los demás equipos perdían el interés. Y por eso no pagaban los sueldos o se retiraban. Todo esto ha sido un derivado de no haber categorizado bien al fútbol peruano. Eso ha cambiado con el tema de licencias y SAFAP. Además, antes la Federación Peruana de Fútbol no daba recursos a los equipos de Segunda, porque no éramos miembros de la Asamblea. Desde el año pasado hemos ido a las reuniones y participamos en la Asamblea. Los equipos de Segunda ya tienen voz y voto. También hemos triplicado los ingresos en la taquilla, hemos aprovechado también que hemos tenido equipos históricos en Segunda. Lo pendiente es la categorización. Ahora me toca cederle la posta a Arturo Sánchez de Unión Huaral.

-¿La Segunda ha sido un rival político de la Federación?

Nunca fue nada, porque no estábamos en la Asamblea. No teníamos ni voz ni voto. El año pasado tuvimos que parar el campeonato para pedir que se aprueben nuestros derechos. Ojalá que la Federación deje sus sesgos políticos y se preocupe por el fútbol.

-¿Y con ese sesgo que mencionas no era un doble discurso jugar un cuadrangular con equipos de la Copa Perú?

Tienes razón, pero no teníamos otra opción. No teníamos cómo argumentar un reclamo al no estar en la Asamblea. Hace muchos años está mal llevada la categorización.

-¿La Copa Perú está muy por debajo de la Segunda?

Quizá deportivamente no, pero la Copa Perú es un fútbol aficionado. Y curiosamente hay equipos de Copa Perú que invierten más que un equipo de Segunda. Pero lo hacen sin contratos, sin pagos de impuestos, sin formalidad, sin SAFAP, sin saber de dónde salió ese dinero. Y lo peor de todo es que la Federación lo permite. Allí comienza la competencia desleal, los dobles contratos, etc. Los equipos de Copa Perú solo están obligados a pagar viáticos y movilidades, pero tú ves ex futbolistas profesionales en Copa Perú. ¿Y cómo lo hacen? ¿Por qué la Federación lo permite?

-¿La Copa Perú qué categoría debería ser?

Para mí debería existir una tercera categoría y luego una división de fútbol aficionado.

-¿La cuarta división entonces?

Sí, debe ser la cuarta división o fútbol aficionado. Lo que debemos generar son instituciones que perduren en el tiempo.

-¿Te hizo mucho ruido cómo acabó el cuadrangular de ascenso con ese 0-0 entre Llacuabamba y Grau?

Me pareció vergonzoso cómo acabó ese cuadrangular. El año pasado el cuadrangular fue una lucha hasta el final. Las instancias pertinentes tienen que trabajar para que esto cambie.

-¿Debería darse un ascenso de cuatro equipos?

Es demasiado, por eso debe buscarse la categorización con recursos frescos, con sponsors. Hoy lo que se recibe en el ascenso casi es nada.

-Cienciano ahora ha subido a un torneo donde descienden cuatro...

Tenemos que defendernos deportivamente, ya está establecido y tenemos que ir para adelante. Pero hay equipos con muchos problemas y que no deberían estar en Primera, por no tener las garantías para sostenerse como el caso de Piratas.

-¿Qué cantidad debe tener el torneo de Primera?

Me parece que 16 es un buen número.

-¿Y la Segunda?

Está bien con diez equipos. Antes de pensar en más equipos debemos ver cómo se distribuyen los recursos.

-¿Están listos para pasar todos los requisitos de Licencias?

Cienciano no está obligado este año a participar del fútbol femenino y menores, pero estamos preparados para hacerlo. Tenemos una academia competitiva en el Cusco. No deberíamos tener problemas.

TAGS RELACIONADOS