Campeones de Grand Slam bajo sospecha de arreglar partidos

Varios jugadores de que ganaron títulos de Grand Slam en la última década, tanto en individuales como en dobles, están bajo sospecha de haber arreglado partidos en el circuito masculino, según reveló el domingo por la noche una investigación conjunta de la cadena británica y la página web .

Dieciséis jugadores que estuvieron en el top 50 en la última década son sospechosos de haber perdido encuentros a propósito, y más de la mitad de ellos, añaden los medios, disputan a partir de hoy el Australian Open en Melbourne.

"Campeones de torneos de Grand Slam, en singles y dobles, forman parte del grupo central de 16 jugadores que, en repetidas ocasiones, fueron señalados por haber perdido partidos cuando había apuestas altamente sospechosas en su contra", aseguró BuzzFeed. BBC habla de "ganadores de Grand Slam", pero no especifica en qué categorías.

Desde el año 2006, sólo hubo seis ganadores diferentes de torneos de Grand Slam en singles, los más importantes del circuito de tenis: los suizos Roger Federer y Stanislas Wawrinka, el español Rafael Nadal, el serbio Novak Djokovic, el británico Andy Murray y el argentino Juan Martín del Potro.

BBC y BuzzFeed, sin embargo, no nombran a ninguno de los jugadores de tenis bajo sospecha. "Hemos decidido no nombrar a los jugadores porque, sin acceso a su teléfono, cuentas bancarias o documentos de sus ordenadores no es posible determinar si los jugadores actuaron de forma personal en el arreglo de partidos", señalan ambos medios.

"A pesar de eso, la Unidad de la Intregridad del Tenis tiene la potestad de demandar todas las evidencias a cualquier tenista profesional".

La Unidad de la Integridad del Tenis es un organismo independiente con potestad para investigar y sancionar que fue creado en 2008 después de que la Federación Internacional de Tenis (ITF) y la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) llegaran a un acuerdo para combatir la corrupción.

Una de las primeras medidas que tomó fue la de prohibir computadoras portátiles en las tribunas de los torneos para impedir que desde allí se canalizara la información a las mafias de apostadores.

En las revelaciones de BBC y Buzzfeed no se habla de un número determinado de partidos, pero ambos medios aseguran que algunos de los encuentros amañados fueron en Wimbledon y Roland Garros, dos de los cuatro Grand Slam.

BBC y Buzzfeed aseguran que recibieron información filtrada por jugadores, dirigentes de los organismos del tenis y de expertos en arreglo de encuentros. Esas personas prefirieron mantener el anonimato.

Además, añaden, un jugador del "top 50" que jugará el Abierto de Australia está bajo sospecha de perder repetidamente el primer set.

"Los jugadores son abordados en habitaciones de hoteles durante los grandes torneos y los apostadores les ofrecen 50.000 dólares o más por amañar encuentros", explicó Buzzfeed, que asegura que detrás del entramado hay una mafia rusa, otra del norte de Italia y otra de Sicilia.

Los medios tuvieron acceso a nueve listas de jugadores de tenis sospechosos de haber arreglado partidos en la última década. En total, hay más de 70 nombres.

La ATP lanzó una investigación después de que un partido entre el ruso Nikolay Davydenko y el argentino Martin Vassallo Argüello por la segunda ronda del torneo de Sopot 2007, en Polonia, hiciera saltar las alarmas. Antes y durante el duelo hubo un flujo de apuestas inusual en contra de Davydenko, entonces número cuatro del mundo.

El ruso se llevó el primer set, pero perdió el segundo y se retiró en el tercero cuando caía por 2-6, 6-3 y 2-1. Ambos jugadores negaron siempre haber arreglado el partido y no fueron sancionados porque la ATP no encontró suficientes pruebas.

En Melbourne, el presidente de la ATP, Chris Kermode, desmintió cualquier intento de tapar el asunto. "Las autoridades del tenis rechazan cualquier acusación según la cual se habrían escondido pruebas del amaño de partidos o no habrían formado parte de una investigación en profundidad", aseguró.

"Nuestra posición es de tolerancia cero con cualquier forma de corrupción. No somos indulgentes, estamos vigilantes", añadió.

Respecto a la investigación de 2007, Kermode afirmó que los investigadores no aportaron pruebas suficientes sobre un partido sospechoso entre el ruso Nikolay Davydenko y el argentino Martín Vassallo Argüello.

"Nos hacen falta pruebas y no sospechas o rumores", añadió el presidente de la ATP, destacando que se pronunciaron 18 sanciones por corrupción, entre ellas seis suspensiones de por vida.  (Fuentes: DPA / AFP)

TAGS RELACIONADOS

No te pierdas