Kevin Krawietz, a la izquierda, es el vigente campeón de doble en Roland Garros. (Foto: AFP)
Kevin Krawietz, a la izquierda, es el vigente campeón de doble en Roland Garros. (Foto: AFP)
Redacción DT

author

redacciondt@comercio.com.pe

El año pasado, Kevin Krawietz cumplió el sueño de todo tenista: levantar el trofeo en un . El alemán y su compañero Andreas Mies vencieron a la pareja francesa conformada por Jeremy Chardy y Fabrice Martin en la final de .

Sin embargo, la historia del vigente monarca del Abierto de Francia ha cambiado en solo unos meses. En la actualidad, en medio de los apuros generados por el coronavirus, el teutón de 28 años trabaja en un supermercado.

“He estado trabajando en una tienda de descuento por 450 euros durante algunas semanas”, confesó Krawietz a la revista Der Spiegel. El germano, ubicado en el puesto 13 del ránking mundial, aclaró que no tiene problemas de dinero (ganó alrededor de 300 mil dólares en Roland Garros), pero deseaba tener nuevas experiencias.

“Había planeado echar un vistazo a un trabajo normal durante un tiempo. El coronavirus ahora me dio la oportunidad de hacer esto. Algunos de mis compañeros aquí se levantan a las cinco de la mañana y están en la tienda a las cinco y media para llenar los estantes. Estoy aprendiendo a tener mayor empatía”, explicó el alemán.

Kevin Krawietz, en el 2019, también ganó torneos en Nueva York y Amberes. (Foto: AFP)
Kevin Krawietz, en el 2019, también ganó torneos en Nueva York y Amberes. (Foto: AFP)

El ganador de los torneos de Nueva York y Amberes (Bélgica), ambos en 2019, contó cuáles son las funciones que desempeña en el supermercado. “Pongo los estantes dentro y fuera con un compañero. Veo que los de salchichas y quesos estén llenos. Clasifico las cajas vacías”.

Aunque, si es necesario, Krawietz está dispuesto a desarrollar otras actividades en el centro. “La semana pasada hice seguridad frente a la entrada, rocié los carritos de compras con desinfectante”, aseguró.

Gracias a esta experiencia y a partir de lo que está viviendo el planeta con la pandemia del coronavirus, el deportista le está dando otro valor a lo que hace. “Tuve el lujo en mi vida de poder convertir mi hobby en profesión”, confesó.

A pesar de que la actividad del circuito profesional está suspendida desde marzo, Krawietz todavía tiene tiempo de practicar en sus tiempos libres con un permiso especial que tramitó. “Juego tres o cuatro veces a la semana. Compré unos patines, así que viajo en eso”, concluyó.

MÁS EN DT...

NO DEJES DE VER...


TAGS RELACIONADOS