Rafael Nadal ingresó a la cocina para preparar un bizcocho. (Captura y video: Instagram)
Redacción DT

Rafael Nadal, como todos sus colegas, está alejado de las canchas ante la suspensión de las actividades oficiales en el circuito profesional de tenis. Esta medida se tomó como precaución para evitar más contagios de coronavirus. Sin embargo, el español no pierde el tiempo y compartió en Instagram algunas de las actividades que realiza en pleno confinamiento.

Este lunes, el manacorí cambió la raqueta por la batidora y las pistas del Abierto de Montecarlo, donde tenía que estar compitiendo, por la cocina y los ingredientes de un bizcocho al que se enfrentó con voluntad, pero con pocas habilidades. Incluso, el múltiple campeón recibió invitaciones para tomar lecciones de cocina.

“Estoy desbordado con el trabajo en casa”, reconoció ‘Rafa’ Nadal en un video publicado en Instagram y sus otras redes sociales, mientras comenzaba a preparar un bizcocho en el que debía haberle ayudado su madre, que “en teoría” iba a ejercer “de pinche”, según contó, pero que finalmente le dejó solo para no asumir el resultado, contó entre risas al deportista.

Mucho más hábil con la raqueta, el número 2 del mundo agarró “del revés” el batidor eléctrico para los huevos, error que le hizo notar José Andrés, cocinero español residido en Estados Unidos y también los miles de seguidores que vieron el contenido subido por el manacorí.

Aunque con cara de cansancio, Rafael Nadal se enfrentó con ánimo y sentido del humor al reto de elaborar el bizcocho, prometiendo ofrecer fotografías del resultado y animando a sus seguidores a cocinar en estos días de confinamiento por el coronavirus.

“Más fácil sería estar en el torneo de Montecarlo (que tocaba esta semana) entrenando 3 horas de tenis. Pero por ahora es lo que toca y con buena cara”, reconoció el ganador de 19 Grand Slam a lo largo de su exitosa carrera.

Las otras actividades de ‘Rafa’ Nadal

El número dos del planeta está en permanente contacto con todos sus seguidores en redes sociales. Durante la cuarentena, el español se contactó con los alumnos de su academia, jugó una partida divertida con su hermana, se ejercitó como corresponde para no perder la buena forma física.

Con información de EFE