Redacción EC

exhibió una cómica imitación de su nuevo entrenador, , tanto dentro como fuera de la cancha en otra actuación impecable al llegar a los cuartos de final del . El campeón defensor

‘Nole’ dejó escapar apenas 10 puntos en su servicio -la especialidad de Becker- en todo el partido y a Fognini sólo le quedó bromear en el tercer set, en un intento de distraer al número dos del mundo. Pero la diversión real se produjo luego, cuando el serbio imitó el servicio, la forma de caminar y los gestos de Becker, mientras el alemán miraba desde la tribuna.

Djokovic se hizo rogar menos de un segundo y enseguida se puso manos a la obra con una imitación en la que exageró en forma grotesca los típicos movimientos del ex jugador a la hora de sacar.

"Hay que darle crédito. Se estira, se esfuerza, y me dijo que vamos a jugar en Miami", dijo Djokovic mientras Becker reía en la tribuna. "No puedo esperar a jugar en Miami y a las devoluciones ganadoras que le voy a hacer a tu servicio", expresó el serbio al ex número uno del mundo.

"Realmente es la primera vez tras mucho tiempo que hago una imitación de Becker. No sé cómo lo hice. ¿Estuvo bien? Voy a tener que ganar unos cuantos kilos y teñirme el pelo para poder hacer una imitación de Becker apropiada", añadió.

CARA SERIA

Si bien Djokovic guardó las cosas graciosas para después del partido, el tenista se mantuvo rotundamente serio durante el encuentro, cuando destrozó a Fognini con golpes despiadadamente eficientes. "Me siento grandiosamente conmigo mismo en este momento", dijo el serbio.

Djokovic dijo que el mayor desafío había sido mantener una cara seria mientras Fognini hacía su acto de comedia, en el que llegó a tirar su raqueta sobre la red contra el serbio. "Fue divertido", opinó. "Pero uno no se puede dejar llevar mucho. Se puede perder la concentración tan fácilmente en la cancha, verdaderamente. Cualquier cosa te puede distraer", concluyó.

No te pierdas