Murray reivindica a Mauresmo y a las mujeres como entrenadoras

El británico se ganó hoy la ovación de todo un estadio y probablemente el apoyo incondicional de buena parte del sexo opuesto al elogiar a su entrenadora, Amelie Mauresmo, y reivindicar a las mujeres para cumplir esa función en el tenis.

"Mucha gente me criticó por estar trabajando con ella, y esta semana demostramos que las mujeres pueden ser muy buenas entrenadoras también", dijo Murray tras derrotar al checo Tomas Berdych y avanzar a la final del .

"Y Madison Keys llegó a semifinales e hizo su mejor torneo; también está entrenada por una mujer, Lindsay Davenport. No veo razón alguna para que esto no siga avanzando en el futuro. Le agradezco a Amelie por esto, fue una decisión valiente de ella, espero poder devolvérselo en unos días", añadió Murray, que criticó a los medios de su país.



El número seis del mundo cree que la prensa británica hizo un uso excesivo de su relación con el venezolano Daniel Vallverdú, amigo y ex entrenador suyo y ahora a cargo de dirigir a Berdych.

"Hubo alguna tensión extra en el inicio. Mucho se habló de Dani trabajando con Tomas. Dani es mi amigo desde los 15 años. Sentí que era un poco injusto e innecesario, esto es deporte, hay más en la vida que el deporte, me pareció injusto que se creara esa tensión extra", dijo el campeón de Wimbledon 2013.

Murray tiene claro que no le será sencillo ganar el Abierto de Australia en su cuarta final en Melbourne Park. Su rival saldrá del choque de mañana entre el serbio Novak Djokovic y el suizo Stanislas Wawrinka: "Los dos vienen jugando un tenis fantástico".

FUENTE: DPA