Juan Martín del Potro no tuvo problemas para vencer al estadounidense John Isner por un contundente triple 6-4, en los octavos de final de Roland Garros. (Foto: Reuters)
Juan Martín del Potro no tuvo problemas para vencer al estadounidense John Isner por un contundente triple 6-4, en los octavos de final de Roland Garros. (Foto: Reuters)
Agencia AFP

Agencia de noticias

, sexto de la clasificación ATP, se unió a su compatriota Diego Schwartzman en la ronda de cuartos de final, al superar este lunes con solvencia al estadounidense John Isner (10º) por 4-6, 4-6, 4-6 en octavos de .

La 'Torre de Tandil', que no se metía entre los ocho mejores del Grand Slam parisino desde 2012, siendo el último argentino en llegar a esa altura de la competición, se medirá con el croata Marin Cilic o el italiano Fabio Fognini por un puesto en semifinales.

Con las victorias de Del Potro y de Schwartzman, éste último ante el sudafricano Kevin Anderson, Argentina coloca a dos de sus representantes en cuartos de final de Roland Garros por primera ocasión desde 2005.

El triunfo supuso asimismo para 'Delpo' un nuevo hito personal; convertirse en el tercer tenista argentino en lograr al menos tres clasificaciones a cuartos de final del Grand Slam de la tierra batida, junto a Guillermo Vilas (9 presencias) y Guillermo Cañas (3).

Tras apear a los franceses Nicolas Mahut y Julien Benneteau, y al español Albert Ramos, Isner pasó a engrosar el listado de víctimas que deja Del Potro en esta edición de Roland Garros.

Isner, por su parte, deberá esperar al menos un año para convertirse en el primer estadounidense en acceder a cuartos de Roland Garros desde que lo lograse André Agassi en 2003.

Juan Martín del Potro vuelve a ser la mejor baza. Es verdad que el de Tandil no estaba en octavos desde aquel 2012 y que en París sus resultados no han sido los mejores, más allá de aquella semifinal de 2009 que perdió contra el suizo Roger Federer.

Pero a sus 29 años, el argentino parece estar viviendo un momento dulce, una segunda juventud, superados sus problemas físicos.

El quinto favorito se dejó un set en su debut ante el francés Nicolas Mahut, pero desde entonces su recorrido es impoluto. Su juego ha ido mejorando con el paso de los minutos y frente al español Albert Ramos, en la central y en tercera ronda, demostró que puede domesticar a un especialista en esa superficie.

No será el caso con su rival en octavos, el estadounidense John Isner, noveno cabeza de serie, lejos de ser un terráqueo. El gigantón de Tampa, un cañonero de 33 años, juega sus terceros octavos en París, más que en ningún otro grande.

Isner ha ganado a Del Potro los dos últimos duelos, aunque el argentino le ha vencido en seis de las diez confrontaciones totales, ninguna de ellas sobre tierra batida. Ventaja para el de Tandil a condición de que no se confíe.