Rafael Nadal perdió ante Tomas Berdych en el Australian Open
Redacción EC

sufrió en su partido de cuartos de final y quedó eliminado ante Tomas Berdych, un rival que lo pasó por arriba y que lo hizo sufrir con sus lesiones y molestias musculares. El español dejó el torneo 6-2, 6-0 y 7-6. Nadal sigue pasando malos momentos en el y lo suma a sus malos recuerdos.

Tomas Berdych se deshizo de Rafael Nadal a puro palo del Abierto de Australia, aunque el resultado estuvo influido por un problema físico del español, que no pudo moverse con la velocidad y explosividad con que lo hace habitualmente.

La derrota fue especialmente dura para Rafael Nadal, que llegó al Australian Open tras jugar apenas ocho partidos en los últimos siete meses debido a una sucesión de problemas físicos. El español confiaba en que Australia fuera el primer paso para un sólido regreso al circuito, pero tropezó ante un Berdych que es entrenado desde esta temporada por el venezolano Daniel Vallverdú, ex coach de Murray.


"Comencé muy bien, pero cuando estás jugando con Rafa debes seguir alerta hasta el punto final, porque es un gran luchador. Me mantuve concentrado", dijo Tomas Berdych tras las dos horas y 13 minutos de partido.

Tomas Berdych elogió a Vallverdú. "Me mencionó un par de cosas, y tenía razón en las dos, estoy muy feliz por el modo en que estamos trabajando. Hoy planteamos un plan para este partido y funcionó, no puede ser mejor".

Tomas Berdych de 29 años, número siete del mundo, busca ganar su primer título de Grand Slam. La vez que más cerca estuvo de hacerlo fue en la final de Wimbledon 2010, derrotado precisamente por Rafael Nadal. Berdych no derrotaba a Nadal desde octubre de 2006, cuando lo hizo en Madrid, y con el triunfo de hoy cortó una racha de 17 derrotas consecutivas ante el español.

Más allá del gran inicio de su rival, dominante e inapelable, Rafael Nadal acusó un problema en la pierna derecha que le impedía moverse con libertad, aunque en ningún momento se hizo atender por un médico. "Nada importante, sinceramente son cosas que pasan en el partido, y (no es) nada que haya afectado ni vaya a ensombrecer una victoria justa como la de Berdych", dijo Rafael Nadal.

MEJORES JUGADAS DEL PARTIDO ENTRE RAFAEL NADAL Y TOMAS BERDYCH


El español sólo pudo jugar puntos, no un partido entero. Con claros problemas para pegar el revés, golpe en el que evitaba apoyarse en la pierna derecha, Nadal no era capaz de resistir puntos en los que el checo lo moviera de lado a lado. Su movilidad mejoró sólo en el tercer set, una vez que tomó una pastilla que le acercaron desde su banco.

Nadal encadenó una lesión de muñeca, una operación del apéndice y un tratamiento con células madre para la espalda entre julio y noviembre de 2014, un período en el que prácticamente no jugó. El Australian Open fue su segundo torneo en 2015 tras caer en la primera ronda en Doha.

"Cuartos de final es un buen resultado, no es un mal resultado", aseguró el nueve veces campeón de Roland Garros, que tiene en Río de Janeiro y Buenos Aires sus próximas escalas.


UNA PENA LA SALIDA DE NADAL
Es difícil no disfrutar del Australian Open, un torneo perfecto para espectadores y jugadores, pero lo cierto es que cuando piensa en Melbourne, a Rafael Nadal se le acumulan los malos recuerdos. Si un año atrás perdió en forma dramática la final ante el suizo Stanislas Wawrinka debido a un bloqueo de espalda, hoy el físico volvió a traicionar al español, aunque esta vez "de incógnito", porque el "clan Nadal" buscó a toda costa evitar hablar del tema.

Ya es inusual que Nadal pierda 6-2, 6-0 y 7-6 (7-5) en los cuartos de final de un Grand Slam, porque el español busca por todos los medios evitar el deshonor de un 6-0 en contra. Pero más inusual es aún que esa derrota sea ante el checo Tomas Berdych, un jugador al que tenía desde hacía tiempo bajo control: la última derrota databa de octubre de 2006 en Madrid, y desde entonces Nadal había acumulado 17 victorias consecutivas.


El entorno de Nadal negó en cambio que el número tres del mundo jugara con problemas físicos. "No ha pasado nada, no ha pasado nada", dijo sin dejar de sonreir Ángel Ruiz Cotorro, médico del tenista.

"No me he dado cuenta", dijo Toni Nadal, tío y entrenador del nueve veces campeón de Roland Garros, cuando se le preguntó por las dificultades físicas de su sobrino. Rafael Nadal viene de siete meses de percances físicos y las lesiones son una marca constante en su carrera, con al menos una por temporada.

Fuente: DPA

TAMBIÉN PUEDES LEER…

No te pierdas