La alemana (N.7) dio la gran sorpresa al derrotar a la estadounidense (N.1) por 6-4, 3-6 y 6-4, y lograr el , este sábado en Melbourne.

Angelique Kerber, que evitó que Serena Williams igualara a Steffi Graf con su 22º Grand Slam, se convirtió en la primera alemana en ganar uno de los grandes desde que la propia Graf venciera en Roland Garros-1999.

En un espectacular partido que duró 2 horas y 8 minutos Kerber supo templar los nervios en su primera final de un grande ante una Serena a la que de nuevo le traicionó la presión, cuatro meses después de caer en las semifinales del US Open ante la italiana Roberta Vinci.

TAMBIÉN PUEDES LEER...