La lluvia mantiene retrasado el inicio de la final del US Open (Abierto de Estados Unidos de tenis) entre el número uno mundial Novak Djokovic y el segundo de la ATP, Roger Federer, que debe jugarse el domingo en las canchas de cemento de Flushing Meadows, Nueva York.

El partido debía iniciar a las 16h00 locales (20H00), pero una pertinaz llovizna que empapa las canchas hizo que los organizadores aplazaran su arranque en tres oportunidades.

La final muy esperada entre los dos mejores jugadores del mundo podría comenzar ahora rondando las 6 de la tarde neoyorquina (22H00 GMT), según dijeron fuentes del comité organizador a la AFP.

Los pronósticos de lluvia en el área de Flushing Meadows indican que el mal tiempo continuará hasta bien entrada la noche, pero los organizadores del US Open esperan un respiro para poder iniciar la jornada.

En los últimos tres años, la final masculina ha tenido que ser jugada el lunes, y no el domingo como era habitual, a causa de las lluvias.

Para 2016, el estadio Arthur Ashe tendrá un techo retráctil, y el torneo no se verá más afectado por el mal tiempo.

Fuente: AFP