Redacción EC

Ángela Leyva pide calma. Acaba de ganar el primer partido por la final de la Liga Nacional de vóley, pero ya piensa en lo que viene. Y es que este es "un solo pasito, nada más. Nos falta mucho", explica. La  venció a  en el  (23-25, 34-32, 25-22 y 25-15) en un duelo que, por momentos, fue electrizante.

Tras cerrar un segundo set peleadísimo (terminó 34-32), las santas jugaron el resto del partido con más confianza. Ángela, a pesar de sufrir dolor en las rodillas, no bajó los brazos. "Estoy un poco mal de las rodillas, no están estables todavía. Pero traté de seguir para que el equipo no se baje", comentó.

La atacante de la Universidad San Martín sabe que aún no tiene el título en sus manos: "Nada está dicho, el viernes tenemos otro partido y tenemos que ganarlo.  es un equipo que se viene preparando un montón, porque siempre está tercer puesto, y ahora quiere ganar. Vamos a ver cómo va", dijo.

El partido de vuelta se jugará mañana a las 8:30 p.m. en el coliseo Manuel Bonilla de Miraflores. La Federación Peruana de Voleibol (FPV) anunció que las entradas están agotadas. De ganar Cristal, el sábado se disputará un tercer encuentro por el desempate final.