Pescadores de Aucallama, antes de Chancay, nos muestran playas llenas de crudo y donde no ha llegado la limpieza. (Foto: Francesca Raffo)
Pescadores de Aucallama, antes de Chancay, nos muestran playas llenas de crudo y donde no ha llegado la limpieza. (Foto: Francesca Raffo)
Redacción EC

La emergencia por el desastre ecológico generado por el derrame de petróleo de Repsol en el mar movilizó a un equipo de El Comercio a contar lo vivido en las desoladas playas de Huaral. Cuando llegaron al lugar, no se imaginaron tal escena: si bien es gran parte de las costas limeñas la afectada, estas playas recibieron la indiferencia pues no había personal alguno dándole solución a este desastre.

Era una historia cruda pero necesaria de narrar. Y así lo hizo , a través de un hilo de tuits en Twitter, logrando capturar a los usuarios de la red. “Me dijeron que, si yo creía que eso era grave, no había visto nada”, abre el relato de 10 tuits en total que narran el drama ocasionado tras el derrame de petróleo en Ventanilla y la repercusión que este tuvo en nuestro mar.

Acompañada de los reporteros gráficos Jorge Cerdan y Alejandro Infante, Francesca cuenta que quiso transmitir la preocupación de los pescadores que se han visto afectados. “Los pescadores Luis y Alfredo no van a poder pescar en un año, y los que pescan mariscos no lo van a poder hacer en dos años. Fue bastante fuerte ver que todas estas playas no han recibido nada de limpieza. Están en el olvido, al 100%”, lamenta.

La historia completa fue llevada al reportaje , pero fue en su cuenta de Twitter donde Francesca pudo relatar de una forma más personal lo ocasionado frente al mar de Aucallama. “Creo que Twitter tiene muchísima llegada y este tema, que realmente les importa muchísima a la gente, creo que es una buena forma de usarlo”, asegura.

Los hilos son una serie de tuits enlazados entre sí, de tal forma que ayudan a profundizar y aportar más información sobre un tema, y contar historias atrapantes. Usar los hilos de Twitter como soporte narrativo es saber aprovechar los nuevos formatos tecnológicos a nuestro favor como narradores de historias imperdibles.

En entendemos la importancia de continuar publicando contenido interactivo y novedoso para todos nuestros lectores, pero siempre con el mismo objetivo: contribuir con el periodismo con independencia, veracidad y credibilidad.