(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)
Redacción EC

La Asociación de la Industria de Bebidas y Refrescos Sin Alcohol (Abresa) cuestionó el alza del dispuesto por el gobierno.

Como se sabe, el gobierno estableció un mayor pago del referido tributo a varios productos, entre ellos para las bebidas con 6 gramos o un mayor contenido de azúcar por cada 100 militritos.

En un comunicado, la calificó el alza como una medida "arbitraria" y consideró que afecta la predictibilidad jurídica de los agentes económicos.

"Esta norma genera inseguridad jurídica e impacta en la armonización de una legislación coherente", indicó el gremio.

También señaló que la modificación del 25% del ISC representa un incremento de hasta 50% en algunos productos del sector. "Con esto, se convierte en la tasa más alta de la región, alejándose de la supuesta armonización con los países vecinos y de los acuerdos multilaterales firmales", sostuvo Abresa.

De otro lado, el gremio indicó que el alza del ISC afecta a miles de familias que forman parte de la cada de valor de esta industria.

"Impacta en el empleo de más de 20 mil colaboradores y transportistas de las operaciones directas de la industria. Afecta el ingreso de las familias de más de 350 mil emprendedores peruanos, para quienes la industria de bebidas no alcohólicas representa más del 35% de sus ingresos", acotó.

Abresa también refirió que la medida del gobierno no ayudará a generar una menor recaudación debido a que el alza provocará una disminución en el volumen de ventas. "Como se ha dado en otros países, [el alza del ISC] generará un mercado informal que no paga impuestos", agregó.

MAYORES PRECIOS PARA EL CONSUMIDOR
El Grupo AJE señaló a este Diario que el aumento del ISC impactará al mercado y al consumidor final debido a que "provocará un alza de precios prácticamente en todas las bebidas".

Jorge López-Dóriga, jefe global de Comunicaciones y Sostenibilidad del Grupo AJE, dijo que la medida es agresiva e inequetativa, pues no alcanza a productos con alto contenido de azúcar como helados, chocolates, postres o aquellos que son elaborados con harinas refinadas o grasas saturadas.

También cuestionó que la medida no hace diferencia entre productos naturales o funcionales y las bebidas gasificadas.

"El alza del ISC evidentemente afectará a jugos naturales de frutas, bebidas funcionales y otras categorías saludables, incluyendo productos andino y amazónicos que promueven el desarrollo de esas regiones", añadió.