Módulos Temas Día

Más en Economía

BVL tiene buenos fundamentos para crecer en el resto del año

Índice general de la bolsa limeña cayó 0,87% en lo que va del 2018. El riesgo político local y el descenso del precio del cobre están entre las causas del magro rendimiento

BVL

(Foto: El Comercio)

Tras casi 29 meses de recuperación, la Bolsa de Valores de Lima (BVL) hoy vuelve a mostrar resultados negativos. El ‘driver’ que la llevó a perder es el mismo que la hizo despegar desde principios del 2016: el precio de los commodities. 

La rentabilidad de la plaza bursátil limeña cayó 0,87% en el primer semestre del año, al terminar su índice general (SP/BVL Perú Gen) en 19.800 puntos. Los diversos índices sectoriales de la BVL registraron resultados mixtos en la primera mitad del año. El índice de las compañías de consumo trepó 11,2%, el de las financieras subió 8,96% y del sector construcción avanzó 1,7%. El índice de las compañías industriales apenas avanzó 0,05%. 

En la otra cara de la moneda, las firmas más castigadas fueron las mineras. El índice del sector y el de las mineras junior cayeron 10,57% y 26,72%, respectivamente. El índice del subsector electricidad disminuyó en 2,89%.

Pese al panorama negativo, hubo empresas de importante frecuencia y monto de negociación que tuvieron un buen desempeño. Entre ellas destacaron los papeles de empresas financieras como Credicorp y el BBVA Continental.

Además, nuestra bolsa fue la que menos perdió dentro del Mercado Integrado Latinoamericano (MILA) –que está compuesto por las bolsas de Chile, Colombia, México y el Perú– después de Colombia, que reportó ganancias. Incluso, el índice de la plaza bursátil peruana cayó menos que el de Nueva York y el de las bolsas europeas. 

BVL

(Infografía: Antonio Tarazona)

FACTORES
​En el transcurso del año, el desempeño de la BVL fue afectado por factores internos y externos. Los inversionistas de la bolsa local empezaron el 2018 optimistas por las perspectivas favorables de la economía, un escenario político más calmado y la espera de mejores resultados corporativos del cuarto trimestre del 2017. Esta situación llevó a que en enero, el índice más representativo de la BVL trepara en 5,48%. 

“La bolsa empezó el año con un crecimiento bastante fuerte en línea con los mercados emergentes, por las buenas perspectivas de la economía mundial. Esto alimentó las expectativas de un incremento de la demanda global y el precio de los commodities, y de buenos resultados para las empresas”, sostuvo Diego Marrero, gerente de Inversiones de AFP Habitat. 

Entre febrero y marzo, la tendencia alcista del mercado bursátil hizo una pausa, producto de que la BVL ingresó a un entorno de incertidumbre y aversión al riesgo por el ambiente de inestabilidad y el temor de una normalización de la política monetaria de la FED –aumento de la tasa de política monetaria y repliegue de su hoja de balance– más acelerada. 

"El riesgo de una guerra comercial es importante por el impacto que puede tener en el crecimiento global".

Por el lado interno, una nueva solicitud de vacancia presidencial en el Congreso llevó a la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski. En el ámbito internacional, la preocupación se centró en que una visión más optimista de la Reserva Federal sobre la economía norteamericana llevara a la entidad a subir las tasas de política monetaria a niveles superiores a los interiorizados por el mercado. 

Además, una serie de medidas anunciadas por el presidente de EE.UU. Donald Trump respecto a la política comercial de su país, como un aumento de los aranceles sobre las importaciones de acero y aluminio en 25% y 10%, respectivamente, y un memorando para imponer aranceles a productos chinos equivalentes a US$60 mil millones en importaciones exacerbaron los temores de una guerra comercial. 

“El riesgo de un endurecimiento de la política monetaria de la FED podría implicar una retracción en el crecimiento mundial. Esto trae como consecuencia una apreciación del dólar que ha afectado el precio del cobre y la bolsa local”, precisó Marrero. En el primer trimestre, el precio del cobre cayó 7,8%. 

Marrero dijo también que, ante dicho escenario, los inversionistas salieron de los mercados emergentes en busca de activos seguros, lo que afectó el precio de las acciones y condujo a la bolsa local a mostrar pérdidas.

Según datos recopilados por Credicorp Capital, entre enero y abril el monto neto de la salida de capitales extranjeros de la plaza local sumó US$83 millones. Así, el índice general de la bolsa limeña perdió en febrero y en marzo 1,13% y 0,9%, respectivamente.

EL FACTOR COBRE
​En los últimos meses, la bolsa local continuó siendo afectada sobre todo por los factores externos, que deterioraron el precio del cobre. Óscar Corpancho, gerente de Renta Variable de Prima AFP, afirmó que el sector minero de la BVL fue afectado por las medidas proteccionistas tomadas por EE.UU., que disminuyeron las expectativas de los inversionistas sobre el crecimiento de la economía global para este año y el precio del cobre. 

“Las mineras han tenido una performance negativa en los últimos meses a nivel agregado, y eso ha golpeado también el sector industrial en el año”, dijo Corpancho. Según Credicorp Capital, las empresas mineras participan con el 54% de la capitalización bursátil de la BVL.

La dinámica en el primer semestre ha sido dispareja entre el sector interno y el externo.

Corpancho sostuvo que las acciones vinculadas a demanda interna han mostrado un comportamiento opuesto. Así, el sector financiero se mantiene dinámico y ha registrado importantes ganancias. Asimismo, el sector consumo ha empezado a dinamizarse.

Con el nivel alcanzado por el índice general de la bolsa limeña, los inversionistas que ingresaron a la plaza bursátil a mediados del 2012 todavía no han logrado recuperar sus pérdidas (-17,5%), a pesar de que han pasado más de seis años. 

PERSPECTIVAS
​Si bien el futuro de la bolsa local depende del contexto internacional, las AFP sostienen que en el ámbito interno hay suficientes factores como para obtener ganancias.

Óscar Corpancho, gerente de Renta Variable de Prima AFP, sostiene que en el sector bancario la expectativa es que continúen aumentando las ganancias en el transcurso del año, producto del crecimiento del crédito. Señala que el crédito se verá favorecido por la recuperación de la inversión, tanto pública. 

“Si miras los retornos de los cuatro grandes bancos que cotizan, hay unos que ya tienen valorizaciones sobreextendidas [que ya subieron por encima de su potencial], pero hay bancos que todavía tienen espacio para crecer”, dice Corpancho. 

BVL

(Infografía: Antonio Tarazona)

El ejecutivo observa también que los precios que en la actualidad tienen las empresas generadoras de energía que listan en la BVL son relativamente bajos.

Corpancho estima que en el corto plazo las utilidades de estas compañías podrían crecer más rápido de lo que el mercado espera, lo que generaría el alza en sus cotizaciones.

Diego Marrero, gerente de Inversiones de AFP Habitat, también considera que en la bolsa local hay papeles con oportunidades para aumentar su valor. Así, sostiene que en la medida que los riesgos internacionales se disipen, deberían prevalecer los fundamentos de la BVL.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada