Redacción EC

El de las familias peruanas en los primeros dos meses del 2017 ha sido el más frío de iguales períodos en los últimos cinco años, según reveló el estudio de Worldpanel (KWP). Mientras que en términos de valor no hubo variación porcentual, el volumen de consumo descendió 4%. 


Fidel La Riva, country manager de KW,  indica que El Niño costero ha tenido una ligera influencia en sus expectativas de crecimiento del consumo para el 2017, las que ahora se han estimado en -1% y cuya curva positiva se verá  a partir del último trimestre. Esta situación debería mejorar en el 2018, año en el que el consumo de los peruanos crecería entre 2% y 5%.

Además, La Riva detaca una importante inflación en la canasta de alimentos junto a una menor frecuencia de compra de los hogares en el Perú. Mientras los peruanos asistieron -en promedio- unas 49,1 veces a los canales de venta en el primer bimestre, la cantidad de veces que acudieron a los canales de compra fue de 50, en el mismo período en el 2016. Por otro lado, el ticket de compra por ocasión subió a S/18 en este primer bimestre frente a los S/17,7 gastados el año pasado. 

A nivel de consumo básico por rubro y en términos de valor, las canastas con mejores rendimientos en el primer bimestre fueron cuidado del hogar (4,4%) y lácteos (1,5%). Por su parte, las canastas de bebidas tuvo un ligero incremento (0,8%) en el mismo período. Las canastas que registraron las caídas más pronunciadas fueron las de alimentos (1,2%) y cuidado personal (0,7%).

Tratándose de canales de compra a nivel valor, las bodegas, farmacias y ventas puertas a la calle tuvieron un crecimiento plano entre los dos primeros meses del 2017 versus el 2016. Los mercados y autoservicios, por su lado, tuvieron ligeras variaciones porcentuales negativas. El resultado más interesante fue el de las tiendas mayoristas,  que tuvieron el mejor crecimiento en valor de todos los canales.

REGIONES
En términos de valor, Lima obtuvo el 65% de las compras realizadas por los hogares peruanos en el primer bimestre, pero con un descenso en su consumo básico de 5% en volumen. Por su parte, las provincias obtuvieron el 35% de las compras en términos de valor con una variación porcentual megativa de 3% en volumen. Desglosando los resultados del interior del país, La Riva manifestó que las regiones Norte y Sur desaceleraron su consumo en 4% a nivel de volumen. En cambio, la región Centro Oriente tuvo un incremento de 4% en volumen de compra.

Asimismo, la frecuencia de compra en las regiones Norte, Sur y Centro Oriente se redujo durante los dos primeros meses del año, pero el ticket de compra se incrementó en el mismo período.

EL DATO
Según Kantar, el consumo en Lima continuará desacelerándose por el deterioro del empleo formal. 

TAGS RELACIONADOS