En Costa Rica aspiran a que se mantengan y enriquezcan las relaciones bilaterales con Perú. (Pixabay)
En Costa Rica aspiran a que se mantengan y enriquezcan las relaciones bilaterales con Perú. (Pixabay)
Christian Lengua

Las relaciones bilaterales entre Perú y Costa Rica siempre han sido buenas. Pero para el futuro inmediato existe la intención de fortalecer los vínculos comerciales entre ambos países, según comentó el embajador de Costa Rica en nuestro país, Renato Víquez.

“Las relaciones bilaterales son excelentes, y lo han sido desde el inicio de la vida republicana de ambas naciones. Existen sólidos lazos históricos que nos unen, y en los últimos años la coincidencia en nuestros puntos de vista a nivel internacional es notoria”, indicó.

Ambos países suscribieron un Tratado de Libre Comercio (TLC) en el 2011. Entre las exportaciones peruanas a Costa Rica destacan los ajos, mangos, mandarinas, limones, uvas y páprika. Mientras que los principales productos de exportación de Costa Rica son medicamentos, interruptores, aparatos de empalme, conductores eléctricos, entre otros.

Para Víquez, el intercambio comercial ha mejorado notablemente desde la suscripción del tratado [ver cuadro], pero está seguro que puede mejorar. “Estamos trabajando en identificar aspectos y modificaciones al TLC que puedan ayudar a profundizar y dinamizar el intercambio comercial”, sostuvo.

Asimismo, está el intercambio turístico, que como es lógico se ha visto afectado por la pandemia, pero en los últimos años ha ido en aumento paulatina y sostenidamente, rondando cerca de 1.400 turistas peruanos al mes en Costa Rica.

El embajador confía que las cifras van a ser superiores a las de los años anteriores, sobre todo porque a partir del 1° de noviembre se reguló el transporte aéreo de pasajeros entre ambas naciones. Como punto a favor, Costa Rica tiene una tasa relativamente baja de contagios.

“El país ya se encuentra abierto al turismo mundial, siguiendo protocolos estrictos en materia sanitaria. Además, estamos apuntando al turismo ecológico y en áreas abiertas que no concentren grandes multitudes, puesto que por su misma naturaleza representan una ventaja comparativa importante”, resaltó.

Las TIC como oportunidad

En esa búsqueda por encontrar nuevas oportunidades comerciales, en Costa Rica han identificado un interesante nicho en Perú para las empresas especializadas en Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), al ser un sector dinámico en la oferta exportable costarricense.

“La próxima semana tendremos una misión comercial virtual en donde un grupo de once empresas TIC, interesadas en el programa Innóvate Perú, tendrán la oportunidad de acercarse al mercado peruano. Esperamos que esta actividad posibilite más de 80 citas de negocios y estamos seguros que se traducirá en intercambios comerciales efectivos”, refirió Víquez.

En ese sentido lo que se busca, indicó, es generar beneficios no solo para los exportadores costarricenses, sino para los empresarios peruanos que tendrán importantes mejoras en sus soluciones tecnológicas corporativas, y software, que mejorará la eficiencia y eficacia en sus negocios.

¿Qué otros sectores se podrían potenciar? En el caso de Costa Rica, el funcionario indicó que la posibilidad de brindar preparación académica de alto nivel, tanto en el áreas de tecnología de punta como de medicina e ingenierías. Apuntó que este es un atractivo importante para los jóvenes peruanos.

“Las economías de ambos países pueden ser complementarias en muchos aspectos, así que queremos reeditar beneficios, por ejemplo, en joint venture, lo que abre una amplia gama de oportunidades de negocios aún inexploradas”, precisó.

También se refirió a la llegada de Francisco Sagasti a la presidencia del Perú, teniendo en cuenta que tiene familia costarricense al haber estado casado con la política de dicho país Silvia Charpentier, con quien tuvo una hija.

Víquez saludó con gran entusiasmo su designación por su comprobada vocación democrática y porque está convocando a la ciudadanía peruana a superar las divisiones y obstáculos y mirar hacia el futuro. “Independientemente de que él, en lo personal, tenga vínculos familiares en Costa Rica, a lo que aspiramos es que se mantengan y enriquezcan las excelentes relaciones bilaterales”, sostuvo.