Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Economía

Destrucción de empleo formal afecta a los hombres

Búsqueda de menores costos alienta a empresas a contratar a mujeres debido a brecha salarial de género

Empleo

(Foto: El Comercio)

Las desigualdades entre los salarios que reciben los hombres y las mujeres es un tema persistente en el Perú. No obstante, en una coyuntura de bajo crecimiento esta realidad estaría inclinando la demanda laboral hacia ellas.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el ingreso promedio mensual de los hombres en Lima Metropolitana se redujo en 2,12% hasta noviembre del año pasado –si se compara con el dato de finales del 2016–, mientras que el de las mujeres se incrementó en 1%.

Asimismo, el empleo adecuado en los hombres se redujo en 2,06%, mientras que la contratación adecuada de mujeres se elevó en 2,29%. No obstante, la foto en el subempleo fue opuesta: hubo mujeres que dejaron el subempleo (-2,11%) y hombres que pasaron a estos empleos de baja calidad (+2,43%).

Para Juan Carlos Odar, director ejecutivo de Phase Consultores, una de las hipótesis que estaría detrás de estos resultados obedece a la coyuntura económica.

Según el economista, el proceso de reducción del empleo formal afecta más al trabajador masculino que al femenino, debido a que su costo laboral es comparativamente mayor. Así, en el actual contexto dice que lo más probable es que las empresas estén haciendo ajustes en su personal masculino y estén optando por contratar a mujeres.

“Los hombres son los que tienen mayor probabilidad de salir del segmento formal y pasar a un empleo independiente o informal de menor remuneración promedio. Eso está haciendo que haya una reducción en el ingreso promedio mensual de los hombres y una subida en el de las mujeres, pero en menor velocidad”, comenta Odar.

Por su parte, el economista Elmer Cuba sostiene que esta situación podría obedecer más a un tema estacional que a un cambio de tendencia.

Pero afirma que lo cierto es que el subempleo tanto en Lima Metropolitana como en el ámbito nacional ha aumentado y a su vez “se han destruido empleos formales”.

En ese sentido, Odar resalta que el empleo formal en Lima Metropolitana cayó 0,5% en noviembre pasado y el subempleo aumentó en 3%.

BRECHA SE MANTIENE
Esta dinámica diferenciada, sin embargo, no ha contribuido a un gran cierre de la desigualdad entre ambos géneros.

Entre setiembre y noviembre del 2017, el salario promedio de una mujer representó el 70% de lo que percibía un hombre. Las mujeres tenían un ingreso promedio de S/1.374,4, mientras los hombres percibían S/1.958,6.

Si se suma el ingreso de todas las mujeres durante el período señalado, la cifra es de S/33.360,7, que es el 56% de lo que los hombres generaron (S/59.318,8).

La principal razón de la persistente brecha salarial en cuanto a género es la calidad del empleo. En Lima existen casi tantas mujeres en condiciones de empleo adecuado (1,13 millones) como en situación de subempleo (1,09 millones). La situación de los hombres es distinta, pues el 76% de ellos labora en empleos adecuados (2 millones versus 629 mil personas).

Lee más noticias de Economía...

Tags Relacionados:

subempleo

Empleo

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada