Rematarán más de 400 vehículos desde 100 soles
Rematarán más de 400 vehículos desde 100 soles

Edwin Derteano, administrador de empresas, presidente de la Asociación Automotriz del Perú (AAP).

Constantemente recibo llamadas de personas que me piden una opinión sobre el precio del usado que están por comprar. Si bien existen revistas que dan precios referenciales del mercado, estos están en proceso de normalizarse. Veinte años de importación masiva de de segunda mano, que felizmente cesó en diciembre del 2012, crearon una tremenda distorsión en sus precios, lo que los obligó a depreciarse con mayor intensidad.

Hoy, en cambio, poco a poco los precios de las diferentes marcas y modelos de autos seguirán un razonamiento lógico, tal y como sucede en los mercados que no han sufrido distorsiones, donde el valor de reventa es la calificación que hace el mercado a una marca. Esto se realiza en el tiempo y depende de varios factores.

Las marcas con mayores ventas en sus respectivos segmentos se deprecian menos. Dentro de una marca de autos, los modelos con mayores ventas también se deprecian menos. 

Las marcas de lujo tienen mayor porcentaje de depreciación que las de venta masiva o utilitarias. Los modelos más grandes de las marcas de lujo se deprecian más que los modelos más pequeños de la misma marca. 

También se deprecian menos  las marcas que han logrado que las características técnicas del vehículo sean compatibles con las condiciones físicas del mercado y el uso que se le da.

Además, se deprecian menos aquellos vehículos que tengan una buena posventa (servicio y repuestos) a costo razonable, aquellos cuyos propietarios del modelo estén satisfechos con la experiencia de tenerlo, y los que son recibidos en parte de pago, por los concesionarios de la marca.

Este último punto actualmente se ve afectado negativamente, debido a que los concesionarios al vender el auto usado recibido en parte de pago, están obligados a afectarlo con el IGV, haciendo imposible su venta. En los países vecinos, el IGV solo afecta a la utilidad que pueda producirse y no a todo el vehículo usado. El proyecto de ley que corrige este error no alcanzó a ser visto en el Congreso anterior.

Actualmente, en términos generales, un automóvil de una marca bien posicionada se deprecia aproximadamente 20% en el primer año, 15% sobre el saldo en el segundo, y 10% por año adicional sobre el saldo a partir del siguiente año.

TAGS RELACIONADOS