En junio la compañía celebró 150 años de creación. El directorio de la empresa está compuesto por la familia fundadora y dueña y directores externos, precisa Javier Martinelli. (Foto: Alessandro Currarino/El Comercio)
En junio la compañía celebró 150 años de creación. El directorio de la empresa está compuesto por la familia fundadora y dueña y directores externos, precisa Javier Martinelli. (Foto: Alessandro Currarino/El Comercio)
Paola Villar S.

La depresión económica que vive el país coincidió con los 150 años de aniversario de , una empresa especializada en acabados que, como muchas otras, debió tomar medidas drásticas ante la coyuntura. Javier Martinelli, gerente general de la firma, detalla los cambios y las posibilidades que han encontrado en diversos segmentos.

MIRA: Ventas del sector cosméticos e higiene caerían en 14% en 2020 por impacto del COVID-19, según Copecoh

-¿Qué balance hace de sus operaciones en lo que va del año?

Cuando nos agarró la cuarentena, el cierre de planta y de oficinas fue bastante duro para nosotros, al igual que para muchas industrias. Tratamos de ajustarnos. Después del primer mes dijimos ‘si esto sigue así, tenemos que tomar otras medidas’.

-¿Cuáles fueron?

Nos acogimos a la suspensión perfecta de labores con el 40% del personal, tratando de no hacerlo extensivo a más personas porque hay un lazo fuerte y amical con los 75 trabajadores de la empresa. Aguantamos con el 60% de la planilla. Cuando nos dieron los permisos para reiniciar labores reintegramos a nuestros trabajadores que pasaron a esa modalidad. Tuvimos una fuerte caída [de ventas] en el primer semestre por la coyuntura, pero el segundo semestre ha pintado diferente.

En azul. casa Rosselló crecería un 25% en el segundo semestre del año.
En azul. casa Rosselló crecería un 25% en el segundo semestre del año.

-¿Qué tanto cayeron sus ventas en los primeros seis meses del 2020?

Tuvimos dos meses prácticamente con cero ventas. En mayo logramos vender algo a través del canal online, que lo vemos con buenos ojos, no necesariamente para productos de mucho volumen pero sí para los de mantenimiento y limpieza, que tuvieron un ‘boom’.

-¿Realizaron algunas modificaciones en sus operaciones?

Hicimos una reestructuración de portafolio y lo ampliamos. Aprovechamos la cuarentena para trabajar mucho en aspectos como mejorar nuestra red de proveedores, ya sean locales o extranjeros; en el portafolio, para llegar a otros segmentos de clientes en donde no teníamos mucha participación, y empezamos con mucha viada. Junio no fue un mes muy bueno, y en julio superamos el presupuesto ajustado y decidimos mantener el presupuesto que teníamos antes del COVID-19; en agosto vamos a volver a pasarlo, y vemos con buena cara los últimos meses del año. Creemos que el segundo semestre vamos a alcanzar un 25% de crecimiento versus el segundo semestre del 2019.

-¿Cuál es este otro segmento del que habla?

Rosselló estaba liderando y manteniéndose en el segmento A. Hoy estamos en el A y B, y mirando qué pasa en los niveles C y D por si hay alguna oportunidad de hacer algo ahí.

-¿En qué tipos de proyectos han visto una mayor demanda actualmente?

El grueso son edificios de vivienda con cerca del 70%. También hay construcción de hoteles que nos llamó la atención; se han reactivado los que estaban en la fase de hueco, tanto en Lima como en provincias.

Foto: Casa Rosselló
Foto: Casa Rosselló

-¿Se ha visto una caída en el canal de restaurantes, donde eran bastante activos?

Al contrario, muchos han aprovechado el cierre para hacer una remodelación interna y no incomodar a los comensales cuando empiecen a funcionar. Hay restaurantes que han empleado el tiempo muerto, pues solo usan la cocina para la venta por delivery.

-En el corto plazo, ¿en dónde invertirán más y qué tipo de productos priorizarán?

La cuarentena ha traído una oportunidad para los que estamos en este giro de negocio. Muchos de los que estuvieron encerrados en sus casas empezaron a ver defectos que tenían sus viviendas, y cuando han tenido la oportunidad han remodelado sus salas de trabajo, escritorios, terrazas; diferentes ambientes. Cerca del 50% de lo que estamos vendiendo en nuestras tiendas hoy es para gente que quiere hacer alguna remodelación en sus hogares, adaptándolos a esta nueva coyuntura del ‘home office’. Hemos visto una nueva oportunidad a raíz de la cuarentena. De otro lado, para los proyectos inmobiliarios es más caro parar una obra que continuarla para entregarla. En estos próximos 12 meses sí vemos que el sector va a acelerar sus procesos para entregar las obras. Nos queda tener optimismo y seguir trabajando por nuestro lado.

MIRA: Laptops para gamers, ropa fitness y más: ¿qué productos son los de mayor demanda en la nueva normalidad?

-¿Y en el acumulado del 2020?

Deberíamos terminar en azul gracias a este segundo semestre. Siempre el segundo semestre para nosotros es mayor porque somos muy fuertes en remodelaciones y construcción de casas de playa, que ahora se han vuelto aún más atractivas.

-¿Ya están empezando trabajos en estas zonas?

Sí, ya hemos comenzado algunos pocos trabajos hoy pero hay muchas cotizaciones. La gente ya vio que puede trabajar desde cualquier playa y hacer ‘home office’ desde allá. Sí hay una inversión importante en la segunda vivienda, ya sea de playa o de campo, para poder desempeñar su labor diaria desde ahí.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO SUGERIDO

MTC anuncia vuelos internacionales para octubre