Concierto de Guns N´ Roses: La meta es el 'sold out'
Concierto de Guns N´ Roses: La meta es el 'sold out'
Claudia Inga Martínez

En julio pasado, y tras un año de negociaciones, la productora One Entertainment supo que tendría sobre sus hombros un para la historia: Guns N’ Roses –con el retorno de y Duff junto a – en Lima. Luego de 23 años y en el inicio de su gira para nuestro continente.


La expectativa para el concierto fue enorme desde el principio y hoy, a cuatro días del show (27 de octubre), los ‘gunners’ peruanos más fervorosos ya están en vigilia a las afueras del Estadio Monumental de Ate.

Aunque One Entertainment suene relativamente nueva en la industria, no lo es. La productora nace de la fusión de la otrora Five Music (que estuvo a cargo de shows de la talla de Soda Stereo, Metallica o Bon Jovi) y la firma de private equity Latin Emerging Capital (LEC).

¿Cómo logró hacerse del show? En relación estratégica con Mercury Concerts, promotor de los 12 conciertos de los Guns para nuestro continente. “Con esta relación evitamos a los intermediarios, y así tuvimos mejor poder de negociación y obtuvimos mejor precio por el artista”, indica Ramón Larrea, representante de la productora peruana.

Para este concierto, One Entertainment tuvo que invertir alrededor del 30% del costo total con capital propio. “Una banda de la categoría de Guns N’ Roses te exige el pago total o un pago alto por adelantado, cuando aún ni se inicia la comercialización de entradas. Nosotros apostamos porque creemos en la rentabilidad del show”, sostiene Larrea. El porcentaje restante lo cubrieron inversionistas y auspicios.

En ese primer momento, el aporte de los inversionistas debió representar el 50% del costo total del evento (que implica el pago al artista, el alquiler del estadio, el montaje del escenario, entre otros rubros), lo que, conforme arrancó la venta de las entradas, se ha ido compensando.

“El riesgo en la industria es grande por lo alto que está el punto de equilibrio y la fuerte inversión inicial”, comenta Larrea. No obstante, revela que ya han alcanzado ese punto, ya que a la fecha han vendido 43 mil entradas. Es decir, pasaron las 35 mil entradas necesarias para alcanzarlo. Esta cifra es, por cierto, el 80% del total de entradas puestas a la venta.

Y es que el esperado regreso a la jungla de los Guns N’ Roses –con sus miembros originales– volvió locos a los fanáticos. Solo en los primeros tres días de venta, se colocaron 24 mil entradas.

“En los últimos tres días calculamos que se venderán 500 entradas diarias, hoy se venden 350”, anota el vocero de One Entertainment.

Aunque prefiere no revelar la inversión total en el concierto, Larrea indica que el 50% de los costos lo representa el valor de la banda. El resto viene por el lado de impuestos, costos adicionales (vienen 80 personas con la banda)  y, como se ha dicho, infraestructura: se montará el escenario más grande visto en un concierto en Lima, afirma la productora.

¿Habrá canibalización? Aparentemente sí. “Nos da pena coincidir con otros buenos shows”, señala Larrea en referencia a los ocho conciertos  que se vienen dando en octubre  y, en particular, al más cercano: Aerosmith. “Por la cercanía de la fecha, seguro habremos ocasionado algún freno en la venta de entradas (de Aerosmith), al menos en nuestros primeros días de venta”, comenta. No obstante, para Larrea aquellos que tienen poder adquisitivo irán a ambos conciertos.