El turismo es uno de los sectores más golpeados por la crisis del coronavirus. Los guías de turismo han visto sus ingresos en cero. Tres de ellos cuentan sus historias. (Foto: GEC)
El turismo es uno de los sectores más golpeados por la crisis del coronavirus. Los guías de turismo han visto sus ingresos en cero. Tres de ellos cuentan sus historias. (Foto: GEC)
Claudia Inga

A inicio de este año, nadie se imaginaba que una pandemia atacaría a nuestro país. Nadie. Mucho menos los guías de turismo en Cusco, que se preparaban para recibir, al fin, la temporada alta en la quincena de marzo.

Por supuesto, el ruido respecto al avance del coronavirus en el mundo ya había llegado a oídos de Luis Peralta (46), guía de turismo freelance, unas semanas antes de que se diera inicio a la cuarentena en el Perú. Pero no hacía predecir su escalada.

Las cancelaciones llegaron días previos al Estado de emergencia. Álvaro del Águila (55), también guía turístico cusqueño para distintas agencias, precisa que la caída de los servicios programados empezaron a darse unos 20 o 25 días antes. Aunque lenta, la incertidumbre ya empezaba a propagarse por la ciudad en esos días.

MIRA: Mincetur: “Esta semana se van a ir abriendo actividades, pero primero tiene que salir una resolución y un protocolo”

Era 15 de marzo cuando el presidente de la República, Martín Vizcarra, anunciaba el Estado de emergencia y la cuarentena. Ese mismo día, los guías se encontraban realizando tours con grupos de turistas en Cusco y Valle Sagrado, como era usual.

Álvaro, quien vive junto a su esposa y un hijo en edad escolar, cuenta que ahora todo es muy incierto. Lo único que sabe es que el impacto en Cusco es terrible, ya que “el turismo en nuestra ciudad es la actividad que más contribuye a nuestra economía”, afirma.

De pronto tuvimos cero ingresos al día, como guías trabajamos para varias agencias (grandes o pequeñas) porque así se puede ganar más, refiere el guía Arturo Gonzáles (37). Cusqueño de nacimiento, es la primera vez que ve la actividad turística paralizada. La cadena alrededor del turismo es grande, además de los guías oficiales de turismo están los hoteleros, los comercios, los conductores, los trasladistas y sigue la lista.

Luis Peralta con uno de sus grupos antes del cierre de fronteras y el período de aislamiento social obligatorio. Para las fases de reactivación, las agencias tendrán que implementar protocolos de seguridad sanitaria. (Foto: Archivo personal)
Luis Peralta con uno de sus grupos antes del cierre de fronteras y el período de aislamiento social obligatorio. Para las fases de reactivación, las agencias tendrán que implementar protocolos de seguridad sanitaria. (Foto: Archivo personal)

“Nuestro trabajo depende de la cantidad de servicios que hacemos por día de trabajo, pero ahora no hay nada. Hasta el momento no tenemos ningún tipo de ayuda del gobierno pese a que se trata de una de las actividades más importantes para el Perú y en Cusco, donde directa o indirectamente, se vive del turismo”, cuestiona.

Tienen razón: el turismo es el motor del Cusco. Este sector emplea al 25% de la Población Económicamente Activa (PEA) de la región y concentra al 80% de los turistas extranjeros que llegan al país, de acuerdo a cifras de la Cámara de Turismo de Cusco. Además, solo como dato: el año pasado, el aeropuerto Velasco Astete, en la ciudad Imperial, recibió a casi 4 millones de viajeros.

UN AÑO EN TEMPORADA BAJA

Los ingresos de un guía de turismo, mucho más para un guía freelance o independiente, no son predecibles por día. Depende de muchos factores como el tipo de servicio, de la agencia pero, sobre todo, de la temporada. Luis cuenta que pueden brindar servicio personalizado a dos personas o a un grupo de 30 turistas.

MIRA: LAP: “Hemos presentado una propuesta al MTC para postergar la construcción del nuevo terminal del Jorge Chávez”

Álvaro calcula que los ingresos en temporada alta podían alcanzar un promedio diario de US$50 por cada tour realizado. En temporada baja, a veces, de US$15 a US$25 por tour. A veces se trabajaba todos los días, a veces interdiario y otras sin suerte.

La pandemia llegó en el período en el que más turistas llegarían de distintas parte del globo y hoy no hay actividad. Para los guías de turismo, por eso, la temporada baja será más larga de lo habitual, incluso cuando-según las fases de reactivación económica- se retomen las operaciones del sector a partir de julio.

Esta foto fue tomada en Cusco hace unos días, durante la cuarentena. Normalmente estaría llena de turistas. Solo el año pasado llegaron 3,9 millones de viajeros a la ciudad. Este año, hay incertidumbre.
Esta foto fue tomada en Cusco hace unos días, durante la cuarentena. Normalmente estaría llena de turistas. Solo el año pasado llegaron 3,9 millones de viajeros a la ciudad. Este año, hay incertidumbre.

Pese a este panorama, Luis guarda también optimismo. "Es como la dentadura de un niño, sabes que todos sus dientes se van a caer pero habrá un nuevo grupo que saldrá a cubrir los que cayeron. Saldremos de esta. Lo único que podemos hacer es mejorar para brindar una buena atención cuando todo pase”, sostiene.

¿Otros rubros para subsistir? La ausencia de actividad turística en el ombligo del mundo ha hecho que los guías de turismo hayan tenido que buscar otras actividades ajenas al turismo para sostenerse en estos casi dos meses de cuarentena. Álvaro, por ejemplo, cuenta que aprovecha sus habilidades con el trabajo en vidrio para elaborar mosaicos y venderlos. “No se gana mucho, pero algo es algo”.

Para Luis es momento de aceptar y entender que esto será momentáneo, pero también explora otros rubros fuera del turismo para salir del estado de preocupación actual.

LA REACTIVACIÓN

El regreso del turismo está dentro de las fases 3 y 4 de la reactivación económica anunciada por el gobierno. Luis, Álvaro y Arturo coinciden en que este retorno sigue siendo incierto para ellos. Siendo realistas las actividades turísticas serán muy esporádicas y escasas, debemos tomar en cuenta que el turismo interno no es sostenible en el tiempo, comenta Luis. El temor, coinciden, estará en los viajeros por un buen tiempo.

MIRA: Familia de osos andinos caminan cerca de Machu Picchu ante ausencia de turistas | Video

Álvaro propone fomentar campañas agresivas con tarifas bajas desde los tours hasta los pasajes de avión. “Todos tenemos que poner el hombro, ya que turismo receptivo no tendremos-calculo- hasta el próximo año”, reflexiona.

Sabemos que las agencias implementarán protocolos para la atención de los pasajeros, agrega Luis, y esperamos que las cosas vayan fluyendo poco a poco. Arturo coincide pero considera que es importante que más allá de establecer los protocolos de limpieza y desinfección, se debe velar porque realmente se cumplan.

Carlos Milla, presidente de la Cámara de Turismo de Cusco, por su parte, asegura que las fases de reactivación económica no reflejan la realidad. “No nos engañemos, han incluido a los restaurantes como turismo y no lo son", expresa. Además, según su opinión, no será suficiente el turismo interno para reactivar el sector. No solo se depende de los vuelos, también del bolsillo del viajero y de cómo quedarán los precios de los servicios relacionados al turismo después de esta crisis.

Arturo Gonzáles con uno de sus grupos en pleno tour. Los guías independientes suelen trabajar para varias agencias y así tratar de generar más ingresos. Aunque los guías están esperando la reactivación del turismo, coinciden en que los viajes serán lentos y esporádicos. (Foto: Archivo personal)
Arturo Gonzáles con uno de sus grupos en pleno tour. Los guías independientes suelen trabajar para varias agencias y así tratar de generar más ingresos. Aunque los guías están esperando la reactivación del turismo, coinciden en que los viajes serán lentos y esporádicos. (Foto: Archivo personal)

¿ALTERNATIVAS ANTE LA CRISIS?

Para la Cámara de Turismo del Cusco, el impacto ha sido simplemente demoledor para el Cusco, una ciudad donde ha existido sobreexigencia al turismo y donde se fueron abriendo distintos negocios con capital cusqueño, sin estudios de mercado previos. Muchos de ellos ya venían sufriendo un poco antes de la crisis sanitaria por el coronavirus.

El asunto, afirma Milla, es quiénes podrán sobrevivir y quiénes podrán adaptarse. En una coyuntura como esta, muchos negocios tendrán que reconvertirse.

El ministro de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), Edgar Vásquez, indicó hace una semana que los trabajadores y empresas diversas del sector turismo están recibiendo apoyo del gobierno por más de S/106 millones. Así como también podrán acceder a un subsidio de 35% para la planilla de las empresas (que perciban un sueldo de S/1500). Para los artesanos y guías de turismo, también mencionó, se están entregando bonos de Trabajador Independiente y Quédate en Casa.

Cusco es una de las regiones que menos casos de contagiados por coronavirus ha reportado hasta el momento. Hasta hoy 6 de mayo, reporta 249 casos de contagio y 3 fallecidos.
Cusco es una de las regiones que menos casos de contagiados por coronavirus ha reportado hasta el momento. Hasta hoy 6 de mayo, reporta 249 casos de contagio y 3 fallecidos.

Los guías de turismo cusqueños consultados para esta nota cuentan que ellos han buscado todos estos bonos y no son beneficiarios de ninguno. “No se han pronunciado sobre el tema y tampoco específicamente del caso del Cusco. Hay apoyo a hoteles y agencias de viaje, pero no para nosotros”, indica Arturo.

Este Diario consultó a Mincetur sobre el tema. El ministro Vásquez comenta que este grupo de prestadores de servicios de turismo podrán acceder al Bono Familiar Universal (para aquellas familias que no están en planilla ni perciben ingresos por la cuarentena), que anunció el gobierno previamente. El día de ayer, precisamente, se realizaron las transferencias. Además, recuerda que el ministerio ya ha presentado su plan para reactivar el turismo al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo sobre el coronavirus.

______________________________

¿Qué es el COVID-19?

El COVID-19 es la enfermedad infecciosa que fue descubierta en Wuhan (China) en diciembre de 2019, a raíz del brote del virus que empezó a acabar con la vida de gran cantidad de personas.

El Comité Internacional de Taxonomía de Virus designó el nombre de este nuevo coronavirus como SARS-CoV-2.

Video recomendado

Deportistas peruanos envían mensaje de apoyo