El sobrepeso aumenta altamente la vulnerabilidad frente al COVID-19. ¿Qué se hace contra el sobrepeso en nuestro país? (Ilustración: El Comercio).
El sobrepeso aumenta altamente la vulnerabilidad frente al COVID-19. ¿Qué se hace contra el sobrepeso en nuestro país? (Ilustración: El Comercio).
Anna Lacambra

La pandemia generada por ha puesto al descubierto una escasa cultura de prevención de enfermedades. Una muestra de ello es (85,5%), según cifras del Sistema Informático Nacional de Defunciones (SINADEF).

La obesidad, según se ha demostrado, aumenta la severidad de la enfermedad y el riesgo de muerte en pacientes de COVID-19. Además, el sobrepeso es la puerta de entrada a otras enfermedades no transmisibles como la diabetes, el cáncer y las cardiopatías, responsables de más del 80% de todas las muertes prematuras en el mundo, según afirma la Organización Mundial de la Salud (OMS). Y, no obstante, la obesidad se puede prevenir.

LEA TAMBIÉN:

*

*

*

La conclusión es clara: la clave para disminuir las cifras de muertes causadas por enfermedades como el sobrepeso es, sin duda, la prevención. Según un informe de Bloomberg (2019) la lista de países más saludables a nivel mundial la encabezan Japón, Italia, Islandia, España y Suiza. ¿Cómo lo logran? Trabajando en una cultura de prevención en dos ejes: el primero, basado en el autocuidado y formación de hábitos saludables en su población; y el segundo, en la detección precoz de enfermedades.

La prevención puede disminuir el riesgo de sobrepeso en nuestra población. Mejor aún si se hace desde edades tempranas.
La prevención puede disminuir el riesgo de sobrepeso en nuestra población. Mejor aún si se hace desde edades tempranas.

UNA CULTURA DE PREVENCIÓN

Un ejemplo de esto, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es la pirámide nutricional implementada en Suiza, la cual tiene como base el consumo de agua y líquidos sin azúcar, seguida del consumo de frutas, verduras, cereales y legumbres, dejando en último lugar de la pirámide la ingesta de grasas, alcohol y bebidas azucaradas.

Así mismo, en las escuelas suizas se han implementado proyectos para fomentar hábitos nutricionales y estilo de vida saludables en los niños, los cuales terminan replicando lo aprendido en casa. Los resultados saltan a la vista, según un estudio nacional en Suiza, el porcentaje de niños con obesidad ha disminuido en la última década de 20,1 % a 16,7 % y la tendencia continúa a la baja.

En definitiva, para desarrollar una cultura de prevención es necesario un trabajo integral en el que participemos todos; ya sean instituciones públicas, privadas o población en general, promoviendo nuevos proyectos e iniciativas o sumándose a estas. Es importante que los peruanos tomemos una actitud de compromiso y de mayor sensibilidad frente a la prevención, poniendo de nuestra parte cuidándonos y cuidando a los demás.

(Anna Lacambra es CEO de Sanitas).

TE PUEDE INTERESAR:

*

*

*

*

*