Según explica, ante la emergencia sanitaria, de cara al inicio de la próxima temporada, las empresas que integran el gremio han elaborado un protocolo de operación para evitar posibles contagios por Covid-19.
Según explica, ante la emergencia sanitaria, de cara al inicio de la próxima temporada, las empresas que integran el gremio han elaborado un protocolo de operación para evitar posibles contagios por Covid-19.
Manuela Zurita

La Sociedad Nacional de Pesquería () solicitará al gobierno que levante la restricción de inmovilización de personal para evitar contagios de para el trabajo de mantenimiento de las plantas industriales pesqueras, a puertas del inicio de la primera temporada de que debería tener lugar a fines de este mes, según el gremio.

“El actual estado de emergencia en el que nos encontramos impide el desarrollo de los trabajos de mantenimiento de cara al inicio de la primera temporada de de anchoveta 2020”, afirma Cayetana Aljovín, presidenta de la SNP.

“Se requiere incluir dentro de las actividades exceptuadas de las restricciones los trabajos antes mencionados, ya que éstos toman como mínimo cuatro semanas antes del inicio de la temporada”, resalta.

Según explica, ante la emergencia sanitaria, de cara al inicio de la próxima temporada, las empresas que integran el gremio han elaborado un protocolo de operación para evitar posibles contagios por Covid-19.

“Este plan contempla también una serie de medidas con el fin de salvaguardar la salud de los trabajadores, terceros y zonas de influencia”, asegura.

¿Qué actividades pesqueras están operando actualmente? Según el gremio, las únicas industrias en actividad son las de pescado en conserva y congelado, además de la pesca artesanal.

EN AGENDA

Por otro lado, la ejecutiva explica que ante la emergencia han advertido un incremento del 25% en los costos de producción de conservas de pescado, en especial, en la industria del atún.

Ante ello, la SNP espera que el gobierno brinde incentivos para mitigar dicho impacto, como la devolución del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) del combustible utilizado en la flota dedicada a la captura de atún, una demanda que el gremio ha hecho pública en ocasiones anteriores.

“La pesca de atún es una actividad que se caracteriza por demandar mucho combustible, ya que, al ser una especie altamente migratoria, la flota realiza faenas extensas. Por ello, mientras la flota peruana paga $3 por el galón de petróleo, la flota ecuatoriana paga $1, al estar subsidiado, lo cual pone en clara desventaja a la flota local”, aclara Aljovín.

En ese sentido, el gremio solicita asimismo la revisión de la retención del impuesto al renta sobre las descargas de atún de flota extranjera.

Aunque el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) ya dio luz verde sobre la exoneración de dicha carga tributaria, la decisión aún no había sido implementada hasta la la semana pasada, informó Alfonso Miranda, presidente de la Cámara Peruana del Atún.

Otra medida que el gremio cuestiona es la exclusión de la flota industrial de la cuota ampliada de jurel de 40 mil t. El pasado 25 de marzo el gobierno sumó dicho volumen a las 100 mil toneladas t ya autorizadas para el 2020, asignándolo a la flota artesanal.

De la cuota definida en primera instancia, el 30% a la flota artesanal y el 70% fue asignado a la flota industrial.

“Sería oportuno que se revisara -más aún con esta emergencia- la resolución mediante la cual solo se amplió la cuota de jurel para la pesca artesanal toda vez que el jurel se encuentra en altamar, por lo que su captura sólo podría ser realizada por la flota industrial. Ello permitirá llevar jurel a precios accesibles a la mesa de todos los peruanos y peruanas”, sostiene Aljovín.

Los pescadores artesanales en este momento están capturando bonito, toda vez que el jurel suele acercarse a la costa en un par de meses más, iniciado el invierno, explica una fuente de dicho sector.

CIFRAS 2019

  • El año pasado la primera temporada de pesca de anchoveta comenzó el 28 de abril, con un límite máximo permisible de 2,1 millones de toneladas métricas (tm), de las cuales se capturaron 97,8%. La segunda temporada comenzó el 26 de noviembre, con 2,78 millones de tm y cerró el pasado 14 de enero con un 36,14% capturado.
  • El desempeño de la última temporada impactó en el resultado anual, durante el cual se registró una contracción de 44% de los desembarcos de anchoveta en los puertos del litoral respecto al año anterior. Así, en total, los desembarcos de anchoveta sumaron 3,37 millones de tm.

VIDEO

Subsidio de 35% a pago de planilla no aplicará a empresas con deudas tributarias

TE PUEDE INTERESAR