El ejecutivo cuenta que la cadena hotelera, con 11 hoteles en el país, definitivamente postergará sus inversiones ante la coyuntura. (Foto: Lucero del Castillo / Archivo El Comercio)
El ejecutivo cuenta que la cadena hotelera, con 11 hoteles en el país, definitivamente postergará sus inversiones ante la coyuntura. (Foto: Lucero del Castillo / Archivo El Comercio)
Claudia Inga

Esta es quizá la crisis más fuerte que ha vivido el turismo en los últimos años. La ausencia de la actividad turística ante el cierre de fronteras y el aislamiento social obligatorio de las ciudades ha impactado a empresas de transporte, agencias de viaje y, por supuesto, hoteles. Mario Mustafá, CEO de los hoteles Costa del Sol, quien reconoce que es la crisis más fuerte que le ha tocado vivir como hotelero, comenta a este Diario los efectos que el coronavirus tiene en el sector turismo y en la operación de la cadena hotelera peruana,

En un escenario normal, un fin de semana largo por Semana Santa tiene a full a casi todos los hoteles de la cadena., lo que llega representa más del 15% de las ventas del mes. Ahora que nos encontramos en una semana santa atípica por la cuarentena, esto no será así.


- ¿Cuál es su visión respecto a la crisis desatada por la pandemia?

La situación es delicada, el mundo se ha detenido para evitar la propagación, y eso significa una tremenda afectación al sector de viajes y turismo. Definitivamente, la vida no va a ser la de antes: es una enfermedad con la que tendremos que aprender a convivir, estará en el mundo y deberemos saber cómo manejarla. Las crisis siempre nos han enseñado y nos han ayudado a salir reforzados de ellas.

- ¿Qué medidas ha tomado Costa del Sol para hacerle frente, tanto a nivel de su fuerza laboral como en cuanto a medidas de seguridad sanitaria?

Lo principal en un caso como este es la prevención. Lo primero que hicimos fue capacitar a nuestros colaboradores y reafirmar nuestros protocolos de higiene y seguridad. Respecto a lo laboral, dado que es una situación totalmente nueva para todos, estamos evaluando las distintas alternativas dadas por el Gobierno, ya que nuestra intención es mantener al personal.

- ¿Han tenido que cerrar todos sus hoteles?

En principio, no estamos recibiendo gente, excepto repatriados, personal de salud y tripulaciones de vuelos humanitarios. Casi todos los hoteles (tienen 11 en el país) están cerrados. Sin embargo, tenemos la flexibilidad de que si nos piden colaborar para los grupos arriba mencionados lo haríamos.

- ¿Cuál es el impacto que tendrá esta pandemia en el sector de hotelería y turismo?

Ha sido la crisis más fuerte que me ha tocado vivir como hotelero, y es fuerte a nivel mundial. No va a ser posible recuperarse en el año, pensamos que recién en el 2021 se levantará de a pocos lo perdido y será en términos distintos a los actuales en cuanto a segmentos, las preferencias de viajeros, tarifas, entre otros.

FOTO 1 | 1. La cadena hotelera Costa del Sol  tenía a casi todos sus hoteles a full durante un fin de semana largo de Semana Santa habitual. (Foto: kayak)
FOTO 1 | 1. La cadena hotelera Costa del Sol tenía a casi todos sus hoteles a full durante un fin de semana largo de Semana Santa habitual. (Foto: kayak)

- ¿Cómo dar vuelta a más de un mes de paralización de actividades?

El inventario de un hotel es perecible, por lo tanto, lo perdido no es recuperable. En el tiempo puedes volver a levantarte, pero la noche que no vendiste la perdiste. Y esto no va a ser solo lo que dure la cuarentena, la consecuencia va más allá, en el tiempo, dependemos no sólo de la reapertura de fronteras, aeropuertos y aerolíneas, si no de la recuperación económica de todos los sectores y también de la seguridad que sientan los viajeros.

- ¿En cuánto esta pandemia afectará sus ingresos en el primer semestre?

Definitivamente el primer semestre será el más golpeado, tenemos cierre de fronteras, de aeropuertos e inmovilización. La recuperación va a ser lenta, y cuando esto se reactive las personas no querrán viajar como antes. Según nuestra proyección estaremos 70% por debajo de lo esperado.

- ¿Qué acciones se deben tomar para que el impacto sea menor y post cuarentena se empiece a regularizar el sector?

Se tienen que tomar acciones en varios frentes. En términos financieros, se deberían implementar préstamos para capital de trabajo elevando los mínimos planteados. A nivel tributario, postergar el impuesto a la renta hasta el 2021, el crédito fiscal debe ser devuelto de forma adelantada a las empresas turísticas para que lo usen como capital de trabajo. El subsidio de un sueldo mínimo por 90 días a las personas que tuvieran que dejar de trabajar porque sus actividades están sin ingresos.

- Desde su perspectiva, de qué manera se puede salir de la crisis generada por la pandemia?

Desarrollar el turismo interno y regional, esforzándonos por tener un país limpio, seguro y con buenas instalaciones. También crear protocolos seguros para los viajes. Ahora se necesitan incentivos para las empresas tanto hoteles, restaurantes, líneas Aéreas, empresas de Transporte, agencias de viajes, entre otros. Larecuperación va a ser lenta.

- El impacto que se prevé causará la pandemia en la economía, ¿ha hecho que revisen sus planes de inversiones este año?

Definitivamente las inversiones deberán postergarse. Queda ahora ser innovador y creativo en el servicio al cliente.

TAGS RELACIONADOS