Módulos Temas Día

Más en Día 1

¿El sector público se volvió menos atractivo para las mujeres?

Estudio de Servir muestra indicios de que el talento femenino joven se estaría alejando del sector público

Mujeres

Según el estudio de Servir, cinco de cada diez servidores públicos son mujeres, frente a tres de cada 10 en el sector privado formal.

A pesar de que la proporción de mujeres que trabajan en el sector público es mayor a la del sector privado, el Estado aún tiene importantes desafíos con el talento femenino, sobre todo cuando se trata de atraer al segmento más joven.

Según el informe “La Mujer en el Servicio Civil Peruano 2018”, elaborado por la Autoridad Nacional del Servicio Civil (Servir), la mayoría de servidoras en el Estado tienen entre 30 y 44 años (42%) y entre 45 y 64 años (38%), mientras que las mujeres menores de 29 años representan el 19% del total, menos de la quinta parte.

Si bien, en el comparativo, la cifra es mayor al 17,4% que se tenía registrado en el 2015, todavía se encuentra distante del 22,1% que alcanzaba en el 2004, por lo que dicho resultado impone varios retos al Estado como empleador.

Imagen

Tal como se reconoce en el informe de Servir, la disminución de tres puntos porcentuales “podría ser un indicio de que el sector público se habría vuelto menos atractivo para las mujeres jóvenes”, pero también cabe la posibilidad de que “se hubiera generado algún tipo de restricción para su ingreso”, aunque en el caso de los hombres jóvenes –según el mismo estudio– no se observa que se haya presentado dicho patrón.

Al respecto, Cynthia Sú, gerenta de Políticas de Gestión de Servir, considera que un factor que estaría jugando en favor de dicha tendencia se relaciona con el sector privado, que está siendo más atractivo para las mujeres jóvenes, pero no solo por cuestiones económicas.

Imagen

“La tendencia es mucho más fuerte porque el sector privado está siendo más atractivo no solo económicamente sino también en relación con factores no económicos como el permitirles conciliar mejor su vida personal con la profesional, y al otorgarles otros beneficios adicionales como horarios flexibles y capacitaciones”, señala.

Sobre las razones que estarían alejando a las mujeres jóvenes del sector público, Rosario Almenara, vicepresidenta de LHH DBM Perú refiere que, además de que prefieren poner foco en lo académico y educativo, las peruanas ven menos oportunidades de hacer una línea de carrera en el Estado debido a que no hay rotación en determinadas posiciones y, adicionalmente, perciben mejores opciones en otros sectores.

Imagen

“Es importante que las áreas de recursos humanos del servicio civil peruano busquen esa diversidad y flexibilidad. El Estado tiene más desarrollado el concepto de la equidad de género, por eso, al momento de realizar sus contrataciones es importante que busque ese equilibrio necesario para generar igualdad de oportunidades”, afirma.

En ese sentido, Cynthia Sú sostiene que para captar el interés del talento femenino joven, desde el Estado se viene analizando la posibilidad de otorgar otro tipo de compensaciones, “algo más parecido a lo que ofrece al sector privado”, dice, tras adelantar que aunque los beneficios y facilidades serían determinados por cada entidad, estos estarían enfocados en mejorar la calidad de vida del servidor civil y de su familia.

El reto –a decir de las expertas– está en seguir trabajando para lograr un mejor equilibrio.

Lea más noticias de Economía en... 

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada