Las ventas de Do it! en una de sus mejores tiendas cayeron hasta en 75% entre el 2014 y el 2017, según información obtenida por Día1.
Las ventas de Do it! en una de sus mejores tiendas cayeron hasta en 75% entre el 2014 y el 2017, según información obtenida por Día1.
Leslie Salas Oblitas

Periodista

lsalas@comercio.com.pe

Más allá de su relanzamiento, lo que al parecer estaría necesitando la marca y cadena de accesorios de moda para damas  por parte de su dueña, Iasacorp International, es una fuerte inyección de dinero, acompañada de una nueva estrategia, que la lleve a reactivar su negocio.

La cadena, que fuera líder en su segmento en el mercado peruano y que hasta el 2016 contara con 280 puntos de venta, poco a poco habría perdido fuerza por su pobre propuesta de ‘stock’ ante la falta de capital de trabajo y, en menor medida, por la competencia a la que no puede hacerle frente, informan fuentes del sector.

El cierre de su operación en Chile y su agresiva expansión, explican los especialistas, trajo cola. Por un lado, les quitó liquidez y, por otro, empezaron a vender más, pero su rentabilidad cayó. No en vano, ya desde el año pasado, la empresa, ligada a la familia Marsano, emprendió un plan de reestructuración que, a todas luces, no habría dado resultado.

Do it! no solo ha tenido que cerrar locales en las cadenas de supermercados y departamentales, sino en importantes centros comerciales. En noviembre del 2017, por ejemplo, dejó su operación en el Jockey Plaza después de 10 años de relación, hoy este espacio lo ocupa Aruma (Lindcorp).

Las ventas anuales en dicha tienda, una de las mejores, pasaron de los dos millones de soles, en el 2014, a descender año tras año hasta llegar a poco más del medio millón de soles en el 2017, es decir, cayeron en 75%, según información a la que accedió Día1.

Iasacorp también tuvo que cerrar locales en la cadena Open Plaza y en Mall Aventura. Mientras que todavía mantendría algunas posiciones con Real Plaza y Megaplaza.

MOVIDA EJECUTIVA

Toda esta situación habría motivado, incluso, la renuncia de Ricardo González, gerente de Retail Corporativo y Negocio Licencia de Iasacorp, luego de casi dos años de permanecer en el cargo. No obstante, el también ex gerente general de Iberotex (que representa Zara), señala que su salida se debió a motivos personales y por nuevos rumbos profesionales.

Hasta el cierre de esta edición, esperamos la respuesta del gerente general de la compañía, Gonzalo Romero, con quien nos comunicamos para conocer su posición; sin embargo, solo nos dejó saber que haría la consulta a los directores.

Ernesto Aramburú, director gerente de Inversiones y Aseroría Araval, dice que en el ‘retail’ se requiere de una alta rotación de productos y del expertise para saber cómo hacerlo. “Las cadenas tienen que hacer que la mercadería sea filete para que se venda todo y nada quede”, asegura.

Lea más noticias de Economía en...

TAGS RELACIONADOS