"La situación es grave y se trata de un problema que heredará el próximo gobierno incluso desde antes de su primer día de gestión". (Ilustración: Giovanni Tazza)
"La situación es grave y se trata de un problema que heredará el próximo gobierno incluso desde antes de su primer día de gestión". (Ilustración: Giovanni Tazza)
Alek Brcic Bello

Editor de Economía y Día1

abrcic@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Entre todas las noticias económicas de la semana pasada, hubo una que pasó casi inadvertida y debió llamar más la atención: la caída en el durante el primer trimestre del año. Es cierto que el último miércoles el tema se incluyó en la portada de un diario, pero el terremoto electoral hizo que la discusión se disipara entre pedidos de golpe de Estado y ronderos afilando machetes por el centro de la capital.

En resumen, según reportó el INEI, la población ocupada en el país cayó 1,7% durante los primeros tres meses del año en comparación al mismo periodo del 2020. Al ver las cifras en detalle, sin embargo, el problema es bastante más complejo que eso.

MIRA: Empleo formal en Lima Metropolitana creció 53% en trimestre marzo-mayo

Ahora bien, como en las últimas semanas prácticamente no se ha hablado más que de la segunda vuelta y de los votos que tuvo cada partido en una u otra región, creo que lo mejor sería acomodarnos a la moda del momento y explicar el tema con equivalentes electorales. Tal vez así resulte más fácil dimensionar la gravedad del asunto.

De arranque, el porcentaje en que cayó la población ocupada representa a cerca de 284.200 personas. Viéndolo con ojos de personero, es como si todos los electores hábiles en Tacna hubiesen perdido el empleo en los meses que transcurrieron entre el primer trimestre del 2020 y el del 2021.

La caída, por supuesto, no ha sido igual en todos lados. Mientras en la sierra y selva aumentó el empleo, en la costa la población ocupada disminuyó en 433 mil personas (4,9% del total en esa zona geográfica). Y dentro de este grupo, solo en la costa centro la población ocupada se redujo en 363 mil personas. Estos son tantos trabajadores menos como electores hábiles en el distrito Villa María del Triunfo, que es el quinto más poblado de Lima.

Es cierto que el resultado no ha sido negativo en todos los casos costeños. Y por eso el neto es menor al total de empleos perdidos en regiones específicas. En la costa sur, el empleo aumentó en 14,8% (54.500 personas), pero por densidad poblacional esto apenas representa al total de votantes hábiles en la ciudad de Ilo. Son pocos para el conteo general, aunque una diferencia mayor que la que separa a ambos candidatos en la segunda vuelta.

Si lo vemos por género, más salieron de la población ocupada que la suma de votantes en las regiones de Tumbes y Pasco. Y según grupos de edad, tantas personas de 45 y más años salieron de la población ocupada como el total de electores hábiles en los distritos limeños de La Victoria o Santa Anita.

Pero quizá la cifra más grave sea la del empleo no adecuado. A marzo de este año, 8,7 millones de peruanos se encontraban subempleados (es decir, trabajan menos de 35 horas por semana queriendo trabajar más o reciben ingresos menores a un mínimo referencial por sus labores). Esto es más de la mitad de la población ocupada del país y equivale a todos los electores hábiles de Huancavelica, Amazonas, Apurímac, Ucayali, Ayacucho, Huánuco, San Martín, Ica, Loreto, Callao, Áncash, Puno y Junín combinados. Así sí se entiende la verdadera magnitud del problema.

Y a esto se suma el , cuya tasa llegó a 7,5% luego de aumentar 2,3 puntos porcentuales en un año. ¿Y qué quiere decir esto en cifras? Que hoy hay tantas personas buscando trabajo activamente en el país como electores hábiles en toda la provincia de Piura.

La situación es grave y se trata de un problema que heredará el próximo gobierno incluso desde antes de su primer día de gestión. Se trata de un asunto inevitable que demandará acciones urgentes para promover la generación de empleo público y privado. Porque, a diferencia de las elecciones, en este caso nadie podrá presentar un pedido para anular estas cifras en algún jurado especial.

TE PUEDE INTERESAR