Las franquicias que se han mantenido no han logrado desarrollar aún todo su potencial, señala experto. (Foto: Elaboración propia)
Las franquicias que se han mantenido no han logrado desarrollar aún todo su potencial, señala experto. (Foto: Elaboración propia)
Claudia Inga Martínez

Grandes como la red de tiendas de conveniencia 7- eleven o la cadena de comida rápida Wendy’s, entre otras gigantes, han asomado al mercado peruano en los últimos años con la intención de aterrizar en el país. No obstante, se han topado con un importante cuello de botella: el poco desarrollo de grupos operadores profesionales, sostiene Fernando López de Castilla, socio fundador del grupo Nexo Franquicia.

“En el Perú, la industria de operadores es bastante pequeña y poco profesional. Como grupos operadores profesionales solo hay dos grandes (Delosi y NGR), las demás son pequeñas y medianas, en total no llegan ni a 20”, agrega el ejecutivo.

El franquiciado múltiple (a cargo de varios locales),inclusive, es poco profesional en el país: De cada dos que se abren, cierra una, sentencia López de Castilla, también autor del libro La Biblia de las franquicias.

Este escenario complica en mayor medida el ingreso de las más grandes y solventes del mundo que buscan crecer con franquicias de desarrollo de área (de un país). Se tiene la demanda, la competencia, pero falta el socio.

No se ha encontrado el perfil adecuado de franquiciado para la cadena de tiendas de conveniencia 7-Eleven en el Perú. (Foto: AFP)
No se ha encontrado el perfil adecuado de franquiciado para la cadena de tiendas de conveniencia 7-Eleven en el Perú. (Foto: AFP)

7-Eleven es nuestro cliente pero no hemos encontrado un perfil adecuado de candidato en el Perú. Y tampoco en Chile. Por ahora ya no hay un mercado para la marca en la región”, explica.

Asegura que algo similar ocurrió con Wendy’s, que hace unos años estuvo explorando pero no halló al socio adecuado.

¿Cuánto suele demorar la búsqueda del socio? Si en seis meses no se encuentra, ya es muy difícil que suceda, menciona López de Castilla.

“Como resultado hemos visto que muchas se han ido, otras que han regresado. Y muchas que se han mantenido, aún no han alcanzado su pleno potencial (solo miran algunos distritos y segmentos)”, menciona Rolando Arellano, gerente general de la consultora Arellano.

En ese intento de volver está , que tuvo un mal manejo de franquicia en el Perú. Con una imagen golpeada (y cuyos últimos locales se vendieron a Smartfit), busca ahora un nuevo máster franquiciado para resucitar en el país. López de Castilla afirma que la cadena está en conversaciones desde hace un par de meses con un grupo operador y que podría sellar el acuerdo este año. ¿Lo logrará?

La cadena de gimnasios busca ahora un nuevo máster franquiciado para resucitar en el país, luego de su reciente salida.
La cadena de gimnasios busca ahora un nuevo máster franquiciado para resucitar en el país, luego de su reciente salida.

PROBLEMAS CENTRALES

Los principales problemas que aquejan al mundo de los operadores de franquicias en el Perú y en la región son los siguientes: falta de conocimiento del sistema, de la teoría; la falta de inversión en entrenamiento del capital humano y la ausencia de tecnología para la gestión y monitoreo de las franquicias.

La inversión en el entrenamiento del personal en el Perú y en la región muchas veces es paupérrimo por parte de los franquiciados”, señala el ejecutivo de Nexo Franquicia.

¿En ello se incluye la inversión también en salud y seguridad del trabajo? López de Castilla indica que sí. “Lo que pasó en Mc Donald’s fue muy triste, es el caso más claro de la dificultad de mantener los estándares globales en un mercado poco profesional como el nuestro”.

Arellano, por su parte, refiere que cuando se maneja un concepto de franquicia, la marca internacional no puede desentenderse de responsabilidades porque trabajan de la mano con el franquiciado. “Debe haber una amplia apertura de ambas partes para tener un modelo sostenible, con exigencias que no generen riesgos a la operación”.

La falta de conocimiento en el sistema de franquicia, la poca inversión en capital humano y en tecnología son problemas claves de la industria.

INTERNACIONALIZAR ES EL CAMINO

Para que la industria se desarrolle será importante la maduración de los grupos operadores locales o regionales. ¿Cómo? A través de asociaciones, compras o fusiones. Tal como ya empezó a hacer el grupo Int Food Services de Ecuador, que tiene la franquicia maestra de KFC en dicho país, opera también la marca en Colombia y el año pasado compró al grupo operador argentino Degasa (a cargo de KFC y otras marcas en ese país y Chile).

“Ese es el futuro. Para la infraestructura que debes tener , un mercado como Perú o Ecuador no es suficiente, tienes que pensar forzosamente en la fusión”, menciona. ¿Lo seguirán los operadores locales?