Los procesos de fusiones y adquisiciones en marcha serán regulados por el Gobierno bajo ciertos parámetros que aquí se detallan. (Foto: Archivo)
Los procesos de fusiones y adquisiciones en marcha serán regulados por el Gobierno bajo ciertos parámetros que aquí se detallan. (Foto: Archivo)

[Lumbreras es gerente de I+D en Perú Top Publications]

Un decreto de urgencia publicado la semana pasada por el Gobierno está enfocado en el control de , buscando así prever la concentración sectorial.

De acuerdo con los acápites que son parte de este decreto, las fusiones serán revisada si: La suma de las ventas de ambas empresas es mayor o igual a US$495 millones anuales, o la venta de al menos una es mayor o igual a US$105 millones. Es importante destacar que el único criterio que toman en cuenta es el de los ingresos, sin importar la participación de mercado.

Una vez puestos en contexto la pregunta es: ¿cuántas empresas en el país están incluidas en este potencial universo supervisado? La respuesta es que en total son 383 compañías privadas. De acuerdo al ránking Peru The Top 10.000 Companies, presentamos aquí algunas de sus características.

147 empresas de este universo (el 38%) pertenecen a algún grupo económico, por tanto, son factibles de ser parte de un proceso de fusión en caso se reorganicen.

103 están reguladas por la Bolsa de Valores de Lima (BVL), y 32 supervisadas por la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS).

139 (es decir, el 36%) tienen a una mayoría de accionistas extranjeros.

En promedio, estas empresas tienen 30 años de creación y 19 de ellas tienen cinco o menos años en el mercado peruano. La más ‘longeva’ es el BCP con 130 años de fundación.

Sectorialmente, están repartidas en 100 rubros de negocio, destacando: Minería metálica (30 empresas), ventas al por mayor (23), venta de vehículos (21), energía eléctrica (19), servicios en general (14), intermediación monetaria (13), y extracción de petróleo, venta de combustible, y otros tipos de intermediación financiera (con 10 empresas cada uno), siendo estos los sectores que tienen mayor potencial a ser regulados.

Frente a ello, 41 rubros solo presentan una empresa para ese rango de ingresos.

Dividiendo la lista en grandes sectores tenemos que 69 firmas están en sectores extractivos, 93 en la rama industrial, 106 son comerciales y 115 de servicios.

En total, de este segmento potencial son 59 rubros los que incluyen a más de una empresa y que, por lo tanto, podrían verse afectadas por este decreto. Esto puede llevar a que a futuro veamos cómo algunas de estas grandes compañías se dividen en dos o más líneas de negocio, en caso de querer vender parte de este.