Ante el cierre de los gimnasios por el aislamiento social obligatorio ante el avance del coronavirus, los gimnasios han encontrado en las plataformas digitales y redes sociales un aliado para no perder contacto con sus usuarios y hasta pensar en productos híbridos para adaptarse a las circuntancias.
Ante el cierre de los gimnasios por el aislamiento social obligatorio ante el avance del coronavirus, los gimnasios han encontrado en las plataformas digitales y redes sociales un aliado para no perder contacto con sus usuarios y hasta pensar en productos híbridos para adaptarse a las circuntancias.
Claudia Inga