Elida Vega

Aunque en el balance, el 2016 –con 11 edificios entregados– no fue un mal año para el mercado de en Lima, todo apunta a que el 2017 tendrá un mejor desempeño debido a que se prevé el ingreso de 14 nuevos edificios, que sumarán 211.349 m2 al inventario en nuestra capital. 

El año pasado, los ejes corporativos Magdalena y Surco – La Molina fueron los protagonistas de este mercado, tanto en términos de oferta como de demanda (concentraron el 64% de las nuevas entregas y 71% de la absorción neta). En cambio, en el 2017, San Isidro Financiero (SIF) volverá a convertirse en el eje de mayor protagonismo, como sucedía antes del 2015.

Según el último reporte inmobiliario de Binswanger Perú, de los 211.349 m2 que se entregarán durante este año, 40% se ubicará en SIF (84.539,2 m2). Y, lo mismo sucederá con dos de los cinco edificios (Bloom Tower, JDA 700, Ichma, PAL 400 y Volterra) que se entregarán en el primer trimestre.

(Foto: Difusión)

En el caso de JDA 700 e Ichma, tal como afirma el jefe de Investigación de Binswanger Perú, George Limache, ambos edificios sumarán 24.265 m2, mientras que en el segundo trimestre SIF recibirá 51.531 m2, y en el tercero, 9.309 m2 más.

COMPORTAMIENTO 
Considerando la nueva oferta que recibirá SIF, Binswanger estima que en el 2017 este eje corporativo absorberá cerca del 35% de la demanda efectiva prevista (94.000 m2). “SIF tendrá un nivel de absorción importante, básicamente por la nueva oferta que ingresará, [pero] su tasa de vacancia se incrementará y cerrará el año con una disponibilidad cercana al 30%”.

Mientras que por el lado de los precios,  estos tenderán a ajustarse levemente a la baja, aunque “no en la misma intensidad que se observó en Surco y Magdalena durante el 2016”, dice Limache. ¿Por qué razón? Casi todos los proyectos que ingresarán al mercado en el 2017 están en manos de inversionistas institucionales y ellos no ceden fácilmente a bajar sus tarifas, “así tengan que atravesar por prolongados períodos de vacancia”.  

DEMANDA
Pero, tomando en cuenta que los principales y grandes consumidores de m2 de oficinas son las empresas de servicios, el año pasado, en un contexto de precios bajos, las ligadas a manufactura y logística participaron activamente en el mercado prime y de los 82.223 m2 demandados, un 23,2% (19.069 m2) fue tomado por compañías ligadas a estos rubros.

En ese sentido, Binswanger prevé que continuarán como importantes demandantes pero, las ligadas a la informática y tecnología incrementarán su participación en el mercado debido a que su demanda será cada vez más notable.

“El 2016 llegaron a representar casi el 10% pero como varias empresas de tecnología e informática están evaluando espacios para instalar sus nuevas sedes en el 2017, esperamos que superen ese 10% de participación este año”, señala Limache.

TAGS RELACIONADOS