(Foto: GEC).
(Foto: GEC).
Redacción EC

(Por Arnaldo Aguirre, consultor asociado de Arellano)
Nuestro país ha cambiado mucho en los últimos 30 años. La ha crecido. Casi el 60% de nuestra población pertenece a ella y a sus integrantes más jóvenes podríamos llamarlos “los peruanos de hoy”. No conocerlos bien puede hacernos perder muchas oportunidades o tomar muchas decisiones de negocio equivocadas.

Para ilustrar cómo son y descubrir algunas de las oportunidades de negocio que ofrecen, describiré la vida de Lorenzo (28) y Pepita (26), una pareja joven que convive desde hace dos años y tiene una linda hijita, Judith, de un año y medio.

Lorenzo y Pepita viven en el tercer piso de la casa de los padres de ella en Villa El Salvador (VES), y se han comprado a crédito un lote para construir poco a poco su casa. No optaron por una casa hecha, porque era chiquita y no era “crecedera”.

Lorenzo alquila un puesto de venta de pollo en el mercado de VES, y le va bien. A pesar de la reciente apertura, cerca al mercado, de un Plaza Vea y un Metro, la venta no ha bajado, porque según sus caseras los precios son más baratos, los productos más frescos, les dan yapa, les fían y, además, pueden ir en cualquier facha.

Pepita estudió gastronomía en un instituto de San Juan de Miraflores, hubiese querido estudiar en una universidad, pero ella quería producir rápido. En el instituto la carrera era más barata y podía empezar a estudiar en cualquier momento que se iniciara un nuevo ciclo.

Junto a su hermano Peter, Pepita ha puesto un restaurante de menú en la zona industrial de VES, y no se pueden quejar, les va bien. Incluso hacen delivery.

A su hijita Judith, Pepita la deja todas las mañanas en una guardería cerca de su casa.

Los domingos que no trabajan casi siempre van a pasear al Parque Zonal, van al cine y comen en una pollería. Ya no hacen las compras de la semana en el supermercado, porque compran poco a poco en un minimarket cerca de su casa que tiene todo lo que necesitan, incluso pollo. Además, sus muebles de cocina y su refrigeradora son chicos y no pueden guardar mucho.

En esta corta descripción se pueden visualizar algunas oportunidades de negocio que ofrece nuestra clase media: casas crecederas, guarderías, negocios gastronómicos, carreras cortas, minimarkets, etc. Hay muchas más, pero identificarlas requiere nuestra atención y que actuemos en consecuencia. ¿Qué otras oportunidades de negocio cree, amigo lector, que genera la forma de vida actual de los peruanos de clase media?