Los usuarios de telefonía móvil ya no podrán migrar de operador de servicio en la calle, sino que tendrán que acudir a una tienda, según dispuso Osiptel.
Los usuarios de telefonía móvil ya no podrán migrar de operador de servicio en la calle, sino que tendrán que acudir a una tienda, según dispuso Osiptel.
Marcela Mendoza Riofrío

La venta de de telefonía móvil en la vía pública, según disposición del , deberá cesar este martes 10 de diciembre, fecha en que se cumplen los diez días de plazo otorgados para aplicar la medida. A partir de entonces, el regulador ha informado que realizará operativos para verificar si se cumple la disposición. En caso detecte una irregularidad, se dispondrán medidas cautelares para suspender este tipo de venta.

De concretarse lo anunciado, se verían afectadas las ventas de la campaña navideña en lo inmediato y, en el mediano plazo, se restaría dinamismo a la competencia, afectando la posibilidad universal de acceso al servicio, según advirtieron los voceros de la industria de telecomunicaciones.

Desde Entel explicaron que actualmente las ventas se hacen de forma digital, mediante una aplicación instalada en el celular del vendedor, y no es posible controlar si la operación se realizó dentro de una tienda o en un parque. Los distribuidores de las distintas marcas, aclaró, trabajan con vendedores independientes que concretan la mayor cantidad de colocaciones sin estar ubicados dentro de una tienda en particular.

Se calcula que el 60% de las ventas de pre-pago y el 40% del pos-pago al mes de los distribuidores son realizados por dichos agentes móviles. Por ello, prohibir su venta, añadieron, afectará las proyecciones de venta de esta campaña navideña. Esta es la campaña más importante del año y suele representar un alza del 30% en promedio, resaltaron.

Voceros de Bitel añadieron que el impacto más grave será a mediano plazo en términos de acceso. Las ventas en provincias y zonas alejadas de las capitales urbanas se concretan por esta vía y al prohibirlas se está limitando el acceso a la telefonía móvil de estas zonas.

Bitel y Entel informaron que se cumplen desde agosto con una serie de protocolos de seguridad para evitar el fraude por suplantación de identidad, es decir que se tome un DNI para contratar nuevos servicios sin consentimiento del titular.
Bitel y Entel informaron que se cumplen desde agosto con una serie de protocolos de seguridad para evitar el fraude por suplantación de identidad, es decir que se tome un DNI para contratar nuevos servicios sin consentimiento del titular.

NUEVAS APLICACIONES

La semana pasada, luego de que el Osiptel enviará una comunicación a todos los operadores pidiendo el cese de la venta de equipos y contratación de servicios en la vía pública, las empresas Claro, Bitel y Entel emitieron un comunicado mostrando su malestar por la medida y propusieron que se monte una mesa de diálogo con todos los actores para estudiar alternativas que permitan paliar el fraude por suplantación de identidad.

Desde agosto, informó Entel, los vendedores de chips están usando una App en sus celulares que permite sincronizarse con el Reniec para validar la huella digital de los futuros clientes y emitir un contrato digital, que es remitido por correo electrónico. Los vendedores tienen una clave para acceder a la App y no se quedan con la data del cliente: solo se verifica la identidad, se informa los beneficios del plan contratado y se emite el contrato, explicaron.

En la actualidad los servicios se venden de forma digital y los contratos son también enviados en forma digital. En otros países, como en Europa, los operadores móviles incluso venden los chips por máquinas expendedoras porque no necesitan verificación biométrica.
En la actualidad los servicios se venden de forma digital y los contratos son también enviados en forma digital. En otros países, como en Europa, los operadores móviles incluso venden los chips por máquinas expendedoras porque no necesitan verificación biométrica.

Para justificarse un cese de la venta ambulatoria, añadieron desde Bitel, debería existir un índice de fraudes por suplantación de identidades desde que se montó ese sistema; es decir entre agosto y noviembre. En la carta de Osiptel solo se está tomando en cuenta los reclamos por suplantación de identidad hasta julio, que es hasta antes de que se implementaran estas nuevas medidas de seguridad.

Los operadores aseguran que están dispuestos a mejorar las medidas de seguridad, pero no están de acuerdo con el cese de venta en vía pública y van a apelar por todos los medios. Los voceros de Bitel y Entel indicaron que se procederá a utilizar todo los recursos por la vía legal, tras agotar el diálogo con las autoridades.

“Los operadores también somos víctimas del fraude por suplantación, porque nos genera costos. No solo el cliente es el afectado, también nosotros. Por eso estamos de acuerdo en buscar la forma de disminuirlo, pero el camino no es cesar la venta”, dijeron.