Detroit Airport Chick-fil-A
Detroit Airport Chick-fil-A
Leslie Salas Oblitas

Gene Ontjes –impulsor de la expansión de Chick-fil-A desde hace cuatro décadas, además de dueño y operador de dos de los restaurantes de la cadena en Estados Unidos (Filadelfia)– está en Lima y, si bien su visita no responde a un viaje de prospección, asegura que el Perú sería un excelente mercado para el desarrollo de la franquicia. Incluso, precisa, que ya lo ha dado a conocer en la matriz de la marca, reconocida por sus sánguches de pollo.

“La gente de este país es maravillosa y la cultura alimentaria es muy buena”, comenta.

Recordemos, además, que el consumo de pollo en el país es alto [casi 47 kilogramos por persona en el 2018] por lo que el éxito de una franquicia de este tipo solo dependería de su gestión y de lo sabrosa que sea su oferta.

Hoy, entre los ‘fast foods’ de pollo frito KFC es quien tiene el liderazgo en nuestro país. Respecto a ello, el ejecutivo señala que respetan a la marca y que agradecen la oportunidad de competir con cualquier marca en cualquier lugar.

Chick-fil-A es la tercera marca más grande en Estados Unidos, después de Mc Donald´s y Starbucks, tiene alrededor de 2.500 restaurantes y para este año proyecta superar los US$12.000 millones de ventas solo en el mercado estadounidense.

EMPRESA CON PROPÓSITO

Gene Ontjes es, además, representante de Lifeshape una de las tres fundaciones de Chick-fil-A y la razón de su llegada a Lima.

Explica que uno de los muchos proyectos en los que se enfoca Lifeshape es enseñar liderazgo para ayudar a desarrollar líderes más efectivos en el mercado. Traemos un enfoque de aire fresco que llega a la sabiduría del liderazgo, afirma.

En ese sentido, entre hoy y mañana dará una charla para compartir el ingrediente ‘secreto’ del éxito de Chick-fil-A. “Creemos que las cosas buenas deben ser compartidas. Las personas son importantes y deben ser tratadas con honor, dignidad y respeto. Hace 45 años Truett Cathy (fundador de Chick-fil-A) me pidió que me uniera a él en esta forma diferente de hacer negocios pues creía que era un cambio del juego, y estaba en lo correcto”, enfatiza.

Lifeshape donará las ganancias del congreso a la Fundación Oli, una plataforma solidaria enfocada en organizar proyectos que canalizan recursos y esfuerzos humanos para ayudar a las personas que más lo necesitan en los rubros de salud, cultura y educación, medio ambiente y empoderamiento y reducción de pobreza.

La franquicia, que abre 150 restaurantes al año, inició recientemente su expansión internacional y abrió su primer restaurante en Toronto (Canadá), al que le seguirán tiendas en Seúl, Tokio y Londres.