Geopark se retira del lote 64 y ahora Petro-Perú debe decidir si asume la operacion de este proyecto de US$500 millones (Foto: Petro-Perú).
Geopark se retira del lote 64 y ahora Petro-Perú debe decidir si asume la operacion de este proyecto de US$500 millones (Foto: Petro-Perú).
Juan Saldarriaga

Las desgracias del no tienen cuando terminar. Tras la estrepitosa caída de la producción de petróleo en junio pasado (40%), se dio a conocer hoy que la petrolera Geopark decidió devolver al Estado el (Loreto), proyecto de hasta US$500 millones que desarrollaba en joint venture con .

En un hecho de importancia publicado por la petrolera estatal, esta explica que Geopark ha optado “irrevocablemente, por ejercer la opción de retirarse del contrato de licencia del Lote 64 (proyecto Morona) en el que tiene el 75% de participación (el 25% es de Petro-Perú)”.

“MIRA”: Día del Pollo a la Brasa: dueños de Las Tinajas proyectan duplicar sus ventas

Ello, debido a la situación de fuerza mayor que pesa sobre el lote, la cual ha excedido largamente los 180 días previstos en la cláusula 17.5 del contrato de licencia del lote.

Esta opción de retirarse la ejerce en aplicación de la Cláusula 8 (c) del Contrato de Términos y Condiciones para la Inversión Conjunta en el Bloque Morona”, explica Petro-Perú.

De acuerdo a Perú-Petro, el lote se encuentra paralizado desde el 15 junio de 2019, o sea, desde hace trece meses.

Si bien la agencia de hidrocarburos no detalla el por qué de la fuerza mayor, se sabe que esta tiene que ver con la oposición de los indígenas achuar al proyecto y las demoras en la aprobación de su EIA.

En junio del 2019, Geopark retiró dicho documento del Senace debido a múltiples observaciones que no pudo absolver. Inmediatamente después, se declaró en fuerza mayor.

A inicios de este año, la petrolera anunció revaluaría sus inversiones en Latinoamérica debido a la crisis del precio del petróleo.

El lote 64 se encuentra en una posición privilegiada cerca del Oleoducto Norperuano.
El lote 64 se encuentra en una posición privilegiada cerca del Oleoducto Norperuano.

PETRO-PERU: ¿NUEVO OPERADOR?

La salida de Geopark deja una gran interrogante: ¿Quién se encargará de desarrollar el lote 64?

De acuerdo al numeral 13.2 del Acuerdo de Operación Conjunta del proyecto, Petro-Perú tiene treinta días, computados desde la recepción de la notificación de Geopark, para decidir si asume completamente la operación del contrato de licencia.

La estatal ya tiene entre manos la propiedad del lote 192 (Loreto), otro proyecto que no despega. ¿Podrá con ambos?

El lote 64 representa una inversión de US$484 millones para producir 10 mil barriles diarios de petróleo de manera inicial, y 50 mil en el largo plazo.

Geopark aterrizó en el proyecto en 2014, fecha desde la cual el desarrollo del mismo avanzó muy lentamente, debido a problemas burocráticos, sociales y de financiamiento.

La empresa tenía pocas espaldas financieras, según expertos del sector hidrocarburos. Produjo un promedio de 34.000 barriles diarios de crudo en 2019.


TE PUEDE INTERESAR