Ganancia neta de Los Portales bajó 7,3% en el primer trimestre
Ganancia neta de Los Portales bajó 7,3% en el primer trimestre

Con la ley de estacionamientos en consulta, ha empezado el cobro por minuto en toda su red privada, y como parte de sus planes de crecimiento seguirá abriendo nuevas operaciones en Lima y provincias. Así lo adelanta a Día1 Fernando Gómez, gerente de su unidad de estacionamientos.

¿Cómo resume el 2018 para Los Portales Estacionamientos?
En general, nos ha ido bien. Ha sido un año más exigente que el anterior, pero aun así hemos cumplido con los objetivos y metas planteados a inicios del año.

¿Cuánto crecerán este año?
Con respecto al año pasado, estaríamos creciendo 7% en ventas.

¿Es una cifra que han mantenido en los últimos cinco años?
No. La coyuntura de hace cinco años atrás fue distinta, del 2014 al 2016 tuvimos crecimientos mucho más importantes, pero desde el 2017 nos hemos centrado en ser más exigentes respecto a la rentabilidad de nuestras operaciones. Es más, el último año hemos decrecido en el número de operaciones porque decidimos salir de aquellas en las cuales no llegábamos a los niveles de rentabilidad que nos pusimos como objetivo. Estimamos cerrar el 2018 con 185 operaciones, pero con mejores resultados que en el 2017, cuando teníamos 198.

Si en el 2015 tenían 222 operaciones, ¿reducir playas será una constante?
Ha habido una suerte de giro con respecto al objetivo. Antes había mucha exigencia por crecer en volumen, facturación y número de operaciones, pero hoy queremos ser más rentables con las operaciones que tenemos. Así, en el último año hemos depurado las operaciones que no generaban la rentabilidad que teníamos establecida. Por eso, estamos siendo mucho más eficientes. Antes crecíamos con 20 o 22 operaciones por año, hoy apuntamos a operaciones con niveles de rentabilidad mucho más importantes.

(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)

Y si antes, la meta era 20 operaciones nuevas por año, ¿cómo avanzarán ahora?
Siempre nos ponemos como objetivo entre 15 y 20 estacionamientos nuevos, pero también hay algunas operaciones que se cierran, y por eso con 15 operaciones nuevas al año estaríamos conformes.

¿Llegarían a 200 en el 2019, entonces?
Sí, por ahí va el número en el 2019.

En ventas, si este año crecerían 7%, ¿ a cuánto apuntan el 2019?
Estamos siendo un poco más cautos, proyectamos alrededor de 5% para el año que viene.

¿Crecerán en línea con el mercado?
Sí, nosotros crecimos alineados con el mercado, que a su vez viene alineado con el crecimiento del parque automotor y del inventario de oficinas. Somos los primeros [del mercado] y apuntamos a seguir siéndolo.

¿En su red privada seguiremos viendo diferencias tan notorias entre sus propias tarifas? Si bien estas dependen de la ubicación, la disparidad entre ellas no deja de llamar la atención.
Los 58 estacionamientos de la red privada de Los Portales están sobre terrenos alquilados, ni uno solo es terreno propio. Y, evidentemente, el costo de la tierra está muy asociado a la tarifa. No obstante, pasar al cobro por minuto va a hacer que todo sea más justo, todo el mundo pagará por el tiempo específico que usa.

Entonces, ¿el modelo de negocio apuntará siempre a ocupar terrenos en alquiler?
Sí, el negocio de estacionamientos no existiría bajo un modelo que establezca la compra de terrenos para desarrollar playas. Nuestra red privada está en tierra de terceros, porque el costo del terreno es muy alto y el ‘pay-back’ [período de recuperación] sería muy largo, lo que no tendría sentido en nuestro modelo de negocio.

Desde setiembre están siendo gestionados por dos subsidiarias, ¿qué ha cambiado tras ese anuncio?
A nivel operativo no habrá ningún cambio, lo único que estamos haciendo es alojar el negocio en dos subsidiarias, pero Los Portales sigue siendo el dueño al 100%. Hoy día tenemos identificados a potenciales interesados en participar del negocio bajo esquemas de ‘equity’ y, para no mezclar intereses ni riesgos, hemos aislado el negocio en subsidiarias que puedan recibir a los interesados y que esos aportes permitan que el negocio crezca.

¿En qué se invertirá el capital que suponen las emisiones de más de S/95 millones que esperan generar?
Todo el recurso proveniente de la incorporación de nuevos socios irá dirigido al crecimiento, tales como nuevas concesiones, nuevos desarrollos de red privada o nuevas asociaciones con clientes comerciales.

¿La emisión de acciones será en el 2019?
No, todavía no hay fecha fija. Recién estamos en proceso de información y esperamos que hacia mediados o finales del próximo año podamos tener identificado a ese inversionista potencial, que quiera asociarse y asumir el riesgo del negocio de Los Portales.

¿Cuánto invierten por año para crecer?
Nosotros tenemos dos tipos de inversión: la orgánica y la inorgánica. La orgánica, que es el crecimiento que tenemos de las mismas operaciones, nos ha exigido entre US$3 millones y US$5 millones para la implementación de infraestructura y equipamiento. La inorgánica ha estado entre US$5 millones y US$8 millones en los últimos años.

Entre sus tres unidades (red privada, ‘valet parking’ y comerciales), ¿cuál reporta mayores ingresos?
Diría que 50% del negocio está en operaciones privadas y el otro 50% entre concesiones, comerciales y ‘valet parking’.

¿Crecerán por el lado comercial?
Sí, la idea es crecer en cada una de las líneas que tenemos, porque nos interesan las inversiones de largo plazo.

Aun cuando en Lima tienen más operaciones, ¿piensan crecer en alguna provincia?
Tenemos operaciones en Arequipa, Cusco, Cajamarca, Piura y Pucallpa, pero más que crecer en nuevas provincias, queremos tener más operaciones en las que ya estamos.

De las 15 operaciones nuevas para el 2019, ¿alguna estará en provincia?
Sí, nos encontramos evaluando algunas operaciones en Piura y Arequipa.

¿Cuánto influirá la ley de estacionamientos en sus planes?
Nosotros ya veníamos trabajando con la iniciativa de implementar el cobro por minuto desde el año pasado y teníamos previsto hacerlo a partir de enero del 2019, pero ante la eventualidad de la norma, ya hemos comenzado con el cobro por minuto en nuestra red privada desde el lunes 29 de octubre. 

De sus 185 operaciones, ¿cuántas forman parte de su red privada?
Son 58 y la diferencia se divide entre ‘valet parking’ y operaciones comerciales (centros comerciales, universidades, clínicas, cines, etc.), en donde las condiciones las pone el dueño del estacionamiento, pero también están analizando el cobro por minuto para adecuarse.

Considerando que lo tenían planificado para el 2019, ¿no cree que demoraron en tomar la decisión, ya que al final están demostrando que sí se podía cobrar por minuto sin necesidad de que una ley lo exija?
Sí, evidentemente sí se podía. Había que actualizar los sistemas y no era algo sencillo de reconfigurar. Nosotros hemos trabajado todo este año para hacerlo, incluso la concesión que tenemos en Miraflores (Parque Kennedy) nació cobrando por minuto. Nos hubiese gustado hacerlo antes, pero nuestro plan establecía la necesidad de las reconfiguraciones.

¿Cuánto demandó esa reconfiguración?
Aproximadamente US$300.000 en el cambio de equipos para toda nuestra red.

Al final, con el cobro por minuto ya en marcha, ¿cuál es la lección aprendida de toda la discusión generada por la entrada en vigencia de esta ley?
Con respecto al modelo de negocio, el hecho de que estemos adecuados al cobro por minuto nos estandariza internacionalmente, porque todo el mundo cobra por minuto y ya estamos en eso porque creemos que es lo justo.

Se dijo que la aprobación de la norma podría terminar afectando las tarifas, incluso que se podría subir el monto mínimo de consumo, ¿en su caso se van a mantener?
En el consumo mínimo, nosotros no tenemos mayor injerencia, ya que el operador comercial es quien debe establecerlo, pero como las tarifas se fijan de acuerdo al mercado, esto no va a significar mayor cambio con respecto a lo que los operadores y las empresas comerciales hoy vienen percibiendo. Básicamente va a ser lo mismo.

Con el cobro por minuto en marcha, ¿cómo esperan ser vistos por el público de ahora en adelante?
De hecho, más que pretender ser vistos de manera distinta por el cobro por minuto, nosotros venimos trabajando en una percepción distinta del negocio porque queremos estar más cerca del cliente, que nos sientan más próximos y que no sea tan solo pagar por un espacio frío.