Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Día 1

TLC con India: ¿Qué aspectos no se deberían pasar por alto?

A puertas de la tercera ronda, el Gobierno peruano espera cerrar la negociación el año que viene

India aprueba inicio de negociaciones para TLC con Perú

El Perú y la India fijaron una agenda abierta, que prevé su tercera ronda en Nueva Delhi del 4 al 7 de diciembre próximo

El lunes pasado, el ministro de Relaciones Exteriores, Néstor Popolizio, hizo pública la expectativa del Gobierno de acelerar la negociación de un acuerdo comercial con la India, iniciada el 2017. “Las posibilidades de que se concluya en un futuro próximo son bastante grandes. (…) Esperamos que para el próximo año esté concluido”, declaró el canciller a El Comercio en la XII Cumbre Internacional de Comercio Exterior organizada por la Cámara de Comercio de Lima (CCL).

En efecto, a finales del 2016, tras realizar un estudio de factibilidad de los temas a abordar en el análisis bilateral (incluidos los sensibles), el Perú y la India fijaron una agenda abierta, que prevé su tercera ronda en Nueva Delhi del 4 al 7 de diciembre próximo. La primera fue en dicha ciudad en agosto del año pasado y, la segunda, en Lima, en abril. “El deseo es terminar lo antes posible”, afirmó a Día1 el embajador de la India en el Perú, Mandarapu Subbarayudu.

Teniendo en cuenta que la negociación del acuerdo con Estados Unidos conllevó unas 13 rondas, el de la Unión Europea, nueve, y el de China, 6, ¿por qué debería apurar el paso la negociación con el gigante de 1.300 millones de consumidores? “No estoy seguro si el ‘timing’ es el correcto, si es urgente... Yo me inclinaría por avanzar moderadamente”, opina Carlos Posada, ex viceministro de Comercio Exterior. En ese sentido, el actual director ejecutivo del Instituto de Investigación y Desarrollo de Comercio Exterior (Idexcam), advierte que el acuerdo podría servir para “corregir distorsiones en la relación bilateral”. Vale recordar que Estados Unidos demandó a la India ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) en mayo pasado por subsidios a ‘commodities’ agrícolas.

De su lado, el consultor en comercio exterior Óscar Vásquez, destaca que acelerar el acuerdo haría que la negociación sea menos costosa, pero podría dejar de lado asuntos claves como la atracción de la inversión extranjera directa. “[Con los TLC acordados] ha habido un incremento de las exportaciones, pero la matriz productiva no ha cambiado”, critica, y sugiere que el acuerdo debería negociar instrumentos para atraer capital fresco para manufactura. “Este podría ser el caso de la India, que lo use para aprovechar los acuerdos comerciales del Perú con EE.UU. y Europa”, agrega.En Comex-Perú entienden que la oportunidad existe en las proyecciones que ubican a la India como la segunda economía mundial hacia el 2050, después de la China, con un crecimiento proyectado del PBI para el 2019 y el 2020 del 7,5%.

tlc india peru

Fuente: Comex Perú, con información de Sunat

POTENCIALES NEGOCIOS

En lo que se refiere al intercambio comercial, las fuentes consultadas coinciden en que un futuro acuerdo no tardará en dinamizar el sector servicios en el Perú. En particular, aquel vinculado con la tecnología orientada a promover la transformación digital de las empresas.

La creación de beneficios tributarios en zonas francas permitiría usar al Perú como un ‘hub’ para atender otros mercados, comenta Sangram Sahoo, gerente general de Tata Consultancy Services (TCS) Perú, firma india que aterrizó en Lima hace 8 años y hoy emplea a 1.000 personas (95% peruanos). 

imporaciones tlc peru india

Fuente: Comex Perú, con información de Sunat

En bienes, alentaría una mayor competencia en vehículos y medicinas, en un contexto de desaceleración de ambos sectores (se prevé una merma de 5% y 0,3%, respectivamente, este año). “El acuerdo permitiría poner a las compañías indias en las mismas condiciones arancelarias que las estadounidenses o europeas”, dice Vásquez. 

En exportaciones (hoy mineras y pesqueras, sobre todo), habría campo para el acceso de frutas y hortalizas de alto valor, pero se teme que pueda debilitar a las textileras. Este sigue siendo un tema sensible, dice Vásquez. “Los productores nacionales no quieren el acuerdo, porque ellos (los empresarios textiles indios) pueden hacer inversiones para suplir los mercados de EE.UU. y Europa”, agrega. “No somos competidores, nos podemos complementar”, resalta el embajador Subbarayudu, tras comentar que en noviembre llegará al Perú una delegación de empresarios textiles.

exportaciones india peru tlc

Fuente: Comex Perú, con información de Sunat

“Debemos ser socios estratégicos para crecer con ellos”, POR Miguel Ulfe*)

  • Desde mi punto de vista, la India hasta ahora no mira de manera meticulosa a Latinoamérica. A pesar de las cifras que se generan por el comercio bilateral; está centrada en su propia agenda regional y en los resultados de la ‘guerra comercial’ entre China y EE.UU. Por ello, yo no afirmaría de manera categórica que el TLC se firmaría el otro año. Más aun, considerando que el 2019 es un año electoral en la India.
  • Al margen de qué sectores se verán beneficiados, el Perú debe aprovechar el posible tratado para potenciar su industria con mejores aranceles, considerando que muchas empresas peruanas importan materias primas o insumos de la India. Debemos tratar de ser su socio estratégico en Latinoamérica para poder crecer con ellos.
(*)Director ejecutivo de PBC Andex, firma dedicada a la promoción de negocios latinoamericanos en la India

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada