(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)

Más de medio centenar de marcas se asociaron a la participación peruana en vía el patrocinio de propiedades deportivas - federación, jugadores, cuerpo técnico, barras - o el auspicio de transmisiones televisivas. Pero, ¿sucederá lo mismo con los y Parapanamericanos Lima 2019?

A poco menos de un año, las proyecciones no serían tan alentadoras. A pesar de que las obras de infraestructura deportiva van bien encaminadas —representan más del 60% del presupuesto— para la opinión publica, Lima 2019 es mucho menos conocida que las próxima (Brasil) o el Mundial Sub 17 (Perú), ambos eventos futbolísticos que se realizarán en el mismo año.

Sin embargo, el potencial del producto es muy grande. Es el tercer evento deportivo mas importante del planeta —se necesitan 17.000 voluntarios— después del Mundial y las Olimpiadas. Más de 6.000 atletas de 41 países competirán en 39 deportes, y donde 22 son clasificatorios para . Se espera una gran afluencia de espectadores a las 21 sedes de competencia –con políticas de ticketing inclusivas- así como una importante cobertura –más de 900 horas– incluyendo la TV pública. Si bien los juegos se concentran en 27 días de competiciones, habrán meses de eventos y activaciones previas.

¿Qué marca peruana -con propósito y líder en su categoría- no querrá asociarse con los valores del deporte, así como con el legado social y urbano del principal evento deportivo de la historia del Perú? El inventario de soportes publicitarios de Lima 2019 –más flexible que el de los JJ.OO.- también ofrece una plataforma de exposición potente. Inclusive, muchas de estas marcas podrán obtener un mayor ROI (retorno de la inversión) a partir de la comercialización o canje de bienes y servicios de su categoría a demandar por los juegos.

¿Hay vida después del fútbol? Seguro. Lima 2019 podría contribuir no solo a la difusión de nuevas disciplinas deportivas, sino a la construcción de marcas que apuesten por ellas.