Educación: tres ejemplos locales que son dignos de aplaudir
Educación: tres ejemplos locales que son dignos de aplaudir
Redacción EC

Hay datos que confirman que la está en crisis. Ocupamos el último lugar en la prueba y  tenemos un déficit en infraestructura escolar de S/.56 mil millones.

Sigue a Portafolio también en 

Peor aun: de acuerdo con la Evaluación Censal de Estudiantes (ECE 2013) de cada 100 niños peruanos de segundo grado de primaria 33 entienden lo que leen y apenas 17 pueden resolver operaciones básicas de matemática.

No es un secreto que la educación es un pilar fundamental de todo país que quiere ser viable en el futuro. Por eso en El Comercio quisimos rescatar tres iniciativas que nos permiten creer que el cambio es posible y que de replicarse podríamos contar otra historia. 

LA REGIÓN MOQUEGUA
Los colegios de la han ocupado por tres años consecutivos -2011, 2012 y 2013- el primer lugar en la Evaluación Censal de Estudiantes (ECE) del Ministerio de Educación.

“Tenemos colegios donde el 100% de los alumnos evaluados alcanzaron el nivel de suficiencia en comprensión lectora y matemática”, dice con orgullo , su presidente regional.

¿Cuál es el secreto de la región sureña? La llaman decisión política.  Por ejemplo, desde el 2011 se han reducido los días de no asistencia a clases. “Solo tenemos tres días feriados: 28 y 29 de julio y el aniversario de Moquegua. Luego, las clases se respetan sí o sí. Y si se quieren hacer actuaciones o desfiles son por las tardes o los sábados”, afirma Vizcarra.

También se ha aprovechado el Programa Estratégico Logros de Aprendizaje (PELA) del que consiste en el monitoreo y evaluación de los docentes de inicial y primero y segundo de primaria.

“El Minedu nos daba dinero para solo la mitad de  supervisores, entonces decidimos financiar la otra mitad, que representan  unos S/.3 millones anuales”.

De esta manera, los profesores se esfuerzan en preparar sus clases y  mejorar el rendimiento de sus alumnos. Por último, se ha buscado mejorar la infraestructura escolar con ayuda del sector privado. 

Recientemente, la compañía minera  anunció una inversión de S/.108 millones para dotar de equipos informáticos de última generación en los 300 colegios de la región hasta el 2015. “Entraremos al siglo XXI  y será para todos los centros educativos públicos“, añade Vizcarra.

El proyecto contempla el equipamiento con mobiliario, proyectores, computadoras e Internet.  También  la capacitación de docentes para manejar el software de educación y pizarras interactivas.

FE Y ALEGRÍA
El éxito académico de los alumnos de los motivó a que el Centro de Investigación de la (CIUP) y Grade analicen qué factores permitían estos resultados.

Pablo Lavado, investigador del CIUP, dice que el modelo de Fe y Alegría se basa en una autonomía administrativa y un financiamiento público-privado. “Los directores de estos colegios eligen a sus profesores, pero el Estado les paga. Asimismo, el sector privado los apoya con donaciones”.

El investigador considera que el hecho de contar con directores capacitados en gestión es un factor de peso si se los compara con los colegios públicos.

“Tienen independencia para la gestión de los recursos. Eso también implica que deciden si necesitan gastar en una biblioteca o un centro de cómputo o en capacitar a los profesores. No son simples secretarios”, añade el especialista.

María Leonor Romero, directora de la red de colegios Fe y Alegría , añade otros dos factores: el buen clima institucional y el trabajo con los padres de familia. 

“Se les comunica los resultados de sus hijos, se propicia la reflexión y se les brinda talleres específicos para que aprendan a acompañar y apoyar el desarrollo integral”. Ambos entrevistados consideran que la autonomía y mayor independencia de los directores sí se podría replicar en los colegios públicos. 

“Sin embargo, se les debe dar incentivos por resultados y me parece que el Minedu ya está empezando a hacerlo”, finaliza Lavado.

BECA 18
Hasta el 2016, habrá otorgado unas 50 mil becas para estudios técnicos y universitarios. Todas estarán dirigidas a jóvenes de escasos recursos económicos que egresaron con excelentes resultados académicos en sus colegios.

El hecho de darle oportunidad a personas que quizá no la habrían tenido es destacable, sin embargo el (BID) sostiene que el énfasis que se le da al acompañamiento psicológico y pedagógico de los becarios es un factor adicional a resaltar. 

Raúl Choque, director ejecutivo de Pronabec, dice que el sistema de tutoría se implementó porque la mayoría de becarios provenía del interior del país y el cambio de vida podía afectarlos. “Vivir solo en una ciudad que no es la suya y experimentar todo un proceso de cambios requiere un soporte emocional y académico”, afirma.

Es más, de acuerdo con un análisis de la , los becarios obtienen notas superiores frente a los alumnos regulares y la tasa de deserción es de apenas 2%. En otras palabras el programa de becas está resultando todo un éxito. 

Choque dice que en principio el Pronabec financiaba el pago de los tutores, pero que ahora las propias instituciones educativas están haciendo esta inversión.  “Para la próxima convocatoria exigiremos que los institutos y universidades cuenten con tutores y nosotros les daremos el soporte”, finaliza. 

La historia de estas tres iniciativas  demuestra que implementarlas no es una tarea descomunal. La buena noticia es que el actual , Jaime Saavedra, las conoce y las valora. Quizá los cambios se den antes de lo que imaginamos.