Módulos Temas Día

Más en Ejecutivos

 

Gloria: ¿Qué dice de ella el que vaya por su séptimo gerente general en seis años?

Analistas consultados por El Comercio indican que más que no haber elegido buenos gerentes, es la empresa la que está fallando

Grupo Gloria

Grupo Gloria

Gloria acaba de nombrar como gerente general a uno de sus fundadores: Jorge Rodríguez Rodríguez.

Archivo El Comercio

En lo que va de la presente década, Gloria S.A. ha tenido siete gerentes generales, un hecho que debe ser un récord en el mundo empresarial internacional (más aun en firmas del nivel de Gloria) y que, según analistas consultados por El Comercio, refleja graves problemas de manejo corporativo.

El inicio de la década encontró a la empresa con Luis Benavides Gonzales del Riego como gerente, pero el 2011 se produjo su reemplazo por Eliot Chahuán, quien fue considerado interino, pero se mantuvo en el cargo por 13 meses.

El 15 de noviembre de 2012 asumió la gerencia general Jimmy Suni Melgar, quien venía de tener similar puesto en Molitalia; sin embargo, solo permaneció ocho meses en el cargo, hasta que renunció el 22 de julio de 2013.

Como interino asumió Eduardo Hernández (dejando el puesto de vicepresidente de Alimentos) quien estuvo hasta el 7 agosto de 2014. Su reemplazante, Pablo Trapunsky, se mantuvo por dos años hasta que renunció. Trapunsky hace poco comentó la reciente salida de Robert Priday, señalando que en su caso, él se fue porque no compartía los mismos valores con los dueños de la empresa y no sentía que la empresa tuviera el compromiso para hacer los cambios que se requerían.

A Trapunsky lo sucedió Robert Priday a quien le aceptaron la renuncia el 10 de julio último (once meses en el puesto), tomando la posta Jorge Rodríguez Rodríguez, el fundador y presidente de la compañía.

¿ES BUENO TANTO CAMBIO?
Luis Felipe Calderón, profesor de Recursos Humanos de Universidad ESAN, considera que cualquier empresa que tenga tantos cambios en su gerencia general tiene un clima laboral inestable.

"Una gerencia general debería ser un puesto de mínimo tres años, pues es el tiempo que se requiere para que la persona a cargo diseñe su estrategia, elabore el presupuesto anual para conseguir sus objetivos, implemente los cambios necesarios, observe los resultados y realice los ajustes que se requieran. Allí recién puedes ver la mano que tiene el gerente. Cambiar de gerente cada año o cada año y medio es una locura", sostiene Calderón.

El especialista señala que el puesto gerencial más alto de una empresa tiene que tener mucha autonomía para que pueda ser exitoso. Cuando ello no ocurre, se corre el riesgo de convertir al gerente general en lo que Calderón llama un PPP. Evitar ser un PPP podría ser la razón por la cual los gerentes de Gloria dejaron tan rápido el cargo.

Gerentes exitosos

Gloria ha tenido como gerentes generales de corta duración a ejecutivos con amplia experiencia tanto interna como en otras empresas. La mayoría de ellos ocupan u ocuparon los máximos cargos en firmas como San Fernando, Laive, Molitalia, Cartavio o Zegel IPAE.

"Yo a mis alumnos les advierto contra el peligro de ser un PPP: Payaso, Pelele y Piñata. Les digo: 'si no te dan autonomía, vas a terminar estando pintado como un payaso, vas a ser un pelele sin capacidad de decidir, y finalmente cuando haya problemas terminarás como una piñata, pues te echarán la culpa de todo'", dijo Calderón.

LIDERAZGOS
José Antonio Espinoza, jefe del área académica de Estrategia y Liderazgo de Centrum Católica, considera también que más que no haber escogido a los gerentes idóneos, la seguidilla de cambios revela que es la empresa la que está fallando.

"Es un problema común a muchas empresas familiares exitosas. Muchas veces los fundadores de las empresas tienen apego a la toma de decisiones. Quieren seguir manejándolas y no se dan cuenta que tienen que alejarse y dejar que sus gerentes trabajen", señala Espinoza.

Para el catedrático, muchas firmas se creen corporativas porque son grandes y tienen varias divisiones, pero lo que hay que evaluar para darle a una empresa tal categoría es quién tiene el poder de la decisión.

"El emprendedor exitoso que formó una gran empresa de la nada, tiene un rol que cumplir y es en la parte aspiracional de la compañía, vigilando la visión, la misión de la empresa; pero deben dejar que sus gerentes gestionen", recomendó.

El Comercio solicitó comentarios a Gloria sobre la poca duración de sus gerentes y el rol que cumplen en la empresa, pero la firma comunicó que no emitirán un pronunciamiento al respecto.

Tags Relacionados:

Gloria

Ejecutivos

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías