Guzmán-Barrón: "El Perú vivirá una revolución tecnológica"
Guzmán-Barrón: "El Perú vivirá una revolución tecnológica"
Gonzalo Carranza

Director general de LLYC Lima

Juega Xbox, su aplicación favorita es Excel y un Microsoft Band le dice que duerme mal. La misión del líder de Perú, Guillermo Guzmán-Barrón, es que sus productos tengan fans. Él es el primero.

El Perú tiene un déficit tecnológico preocupante. ¿Qué deberíamos estar discutiendo en una época como esta para superar esa situación?
Microsoft lleva 22 años en el Perú y, posiblemente, ahorita estamos frente a una revolución justamente en nuestro país. Te doy tres razones fundamentales. La primera es el acceso a la conectividad. El plan de red dorsal va a duplicar el número de personas que tienen acceso [a banda ancha] en las zonas rurales.  

La segunda razón es que se va a triplicar el uso de los teléfonos inteligentes en los próximos años. Eso va a hacer que todos tengamos un dispositivo computacional y móvil disponible. 

Y la tercera es que ya se lanzó el número de peruanos que tendrá dinero electrónico. Estas tres acciones cambiarán radicalmente el Perú de los próximos cinco años a nivel de tecnología. 

¿A la altura de qué país vamos a estar?
De vecinos como Colombia y Chile. 

¿Y por qué no estamos ya a ese nivel? Los avances tecnológicos estuvieron disponibles para todos al mismo tiempo.
Lo que pasa es que el Perú venía de atrás económicamente. Nuestra geografía tampoco ayuda. Pero la creación de una clase media más fuerte, que quiere consumir estos productos, va a impulsar la revolución tecnológica de los próximos tres o cuatro años. 

¿Cómo Microsoft aprovecha esto? 
Nuestra misión es empoderar a todas las personas y organizaciones de este planeta para que alcancen sus metas. Bajo este concepto tenemos tres grandes aspiraciones. La primera es redefinir la productividad y los procesos de negocios.  

La segunda es que estamos creando la nube inteligente. En cloud computing ya somos una de las empresas más grandes del mundo. 

Y la tercera es que desarrollamos mejores experiencias personales en la computación. Sin importar qué dispositivo tenga alguien, le ofrecemos con Windows 10 una experiencia integrada en móviles, tabletas e incluso en computación holográfica. 

Desde hace seis meses nuestros reportes financieros se organizan en esos tres pilares. Microsoft va a hacer estas tres cosas, no va a hacer más. 

¿De dónde vienen estos tres pilares? ¿De la nueva gerencia?
Satya Nadella asumió como CEO de la compañía hace unos dos años y él venía de haber creado toda la estrategia de computación en la nube. Cuando se le dio este cargo, obviamente se buscaba empujar ese lado del negocio. Lo interesante de la nube no es solo su componente tecnológico, sino lo financiero y lo operativo. [...] Hoy, la empresa más grande del Perú y una pyme pueden acceder a un servicio en la nube sin importar dónde estén ni qué dispositivo usen. La nube democratiza y Microsoft siempre ha buscado la democratización del acceso a la computación. 

Ustedes consideran un éxito el número de dispositivos conectados a Windows 10, pero en móviles y tabletas pareciera que les cuesta encontrar la clave. 
La propuesta de valor de Windows 10 es que la experiencia será la misma sin importar el dispositivo. Eso es algo que muchas empresas están apreciando. Un ejemplo típico: ¿cuántas personas se mandan un documento por e-mail desde la computadora de la oficina para acceder a este desde una tablet en su casa? Eso ya no existe en el mundo de Windows 10. Es la computación según la persona, no según el dispositivo. 

Pero queda mucho por hacer. En PC somos líderes, en tabletas ha habido una mejora sustancial y en móviles la región de América Latina siempre ha sido uno de los lugares donde se usa muchísimo Windows Phone. Quizás a nivel mundial no se vea así, pero la adopción en esta región ha sido muy importante. En el Perú, Windows Phone es el segundo sistema operativo más utilizado en celulares. 

Es un dato sorprendente.
Así es, mucha gente no lo sabe. 

Te tocó lanzar Windows 8, luego Windows 10. Ya has cumplido cinco años al frente de la oficina en el Perú. En muchas transnacionales, eso significa tiempo de cambios.

¿Cómo ves tu futuro?
Del futuro próximo no hay mucho que comentar. Creo que en estos últimos años Microsoft ha vivido una gigantesca transformación y el Perú también ha experimentado un cambio: estar más cerca de sus clientes y de sus canales. Ha sido un trabajo arduo, pero hemos sido uno de los países de gran crecimiento. 

Entre el Microsoft al que entraste hace 20 años y el de hoy, ¿qué ha cambiado?
¡Uf! Yo entré con Bill Gates. Primero, la compañía se volvió mucho más grande. Cuando yo entré había 15.000 empleados y hoy son unos 110.000. El producto que estábamos lanzando entonces era Windows 3.11, no teníamos producto de servidores, no teníamos consola de juegos y no había, obviamente, nada de la nube. Recién habíamos juntado Word, Excel y algo llamado Power Point –que acababa de comprar a otra compañía– en un paquete que se llamaba Office. 

En esos 20 años, ¿qué le fue dejando cada CEO a la empresa?
En 20 años hemos tenido tres CEO. Bill Gates fue el fundador y el espíritu competitivo de esta empresa –siempre hacer más, buscar retos y desarrollar nuevas tecnologías– , viene de su ethos. Con Steve Ballmer se buscó mucha más eficiencia, mucho más foco y un mayor peso a la creación de valor. Las ventas en la época de Steve Ballmer crecieron de una manera gigantesca. Creó grandes líneas de productos. Si muchas de estas se vieran independientemente, estaría entre las compañías tecnológicas más grandes del mundo. Y en el caso de Satya Nadella, lo que va a dejar es la transformación y la innovación. Cómo cambiar la compañía para ponerse a la vanguardia de este nuevo mundo. 

¿Y a ti qué te han dejado estos ciclos y cambios?
Alguien me preguntó en una reunión del MBA cómo me había quedado 20 años aquí. Y la verdad es que la empresa se reinventa a  cada rato. Además, estamos en la industria de mayores cambios e innovaciones. Para trabajar aquí hay que tener mente abierta: uno aprende y desaprende todos los días. 

¿Cómo es tu relación personal con la tecnología?
En la oficina siempre bromean con que mi computadora no es una laptop, sino un servidor “used as a laptop”. Siempre voy a preferir tamaño y capacidad de cómputo. No me importa que pese mucho. 

¿Y los dolores de cuello y de hombros?
La arrastro. Eso lo aprendí con los muchos viajes cuando trabajaba para Latinoamérica. En mi casa todos tienen celulares Windows Phone. 

¿Y cuándo dices “ya no quiero más tecnología”?
Eso es difícil. Tengo una Xbox porque me gustan mucho los videojuegos, de chico aprendí a programar. Me gusta mucho estar atento a las tendencias de innovación y desarrollo. 

¿Cuál es tu aplicación favorita?
Excel. 

¿Y alguna vez te ha pasado ver un dispositivo de otra empresa y desearlo aunque no fuera de Microsoft?
Mi esposa me dice mucho eso. “Tienes que abrir los ojos y ver los productos de la competencia”. [Piensa durante varios segundos] Cuando salió el iPhone claramente cambió la categoría de móviles. ¡Y todos decían que nunca abandonarían su teclado! 

TAGS RELACIONADOS