Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Ejecutivos

Millonario patrimonio de Paul Allen será lento de disolver

Vulcan, la compañía de 32 años que administra el dinero de Allen, fue el paraguas de una variedad de inversiones, activismo y divisiones filantrópicas

Niegan demanda de Paul Allen contra Apple, Google, Yahoo y AO

Vulcan Inc. era propietaria de compañías y otras entidades que pueden no ser fáciles de liquidar o transferir a un vehículo caritativo.

La empresa familiar de Paul Allen vivirá por mucho tiempo y prosperará.

Los cuantiosos activos del multimillonario en Vulcan Inc. –con bienes raíces, arte, equipos deportivos y participaciones de capital de riesgo–tardarían años en disolverse, incluso si eso era lo que él quería. Allen, quien murió el lunes, no tenía cónyuge ni hijos para dividir su imperio. Pero hay muchos otros con intereses en juego, incluyendo la familia, el personal y las organizaciones benéficas, así como potenciales inversionistas ansiosos por obtener alguna parte.

"Aunque esta es la vida de una persona y sus posesiones personales, es casi como la disolución de una gran corporación", dijo Darren Wallace, abogado de Day Pitney que se ocupa de los asuntos patrimoniales de clientes de alto patrimonio. "Incluso si las cosas siguen su curso de la forma en que podría esperarse, podrían pasar fácilmente de tres a cinco años".

El cofundador de Microsoft Corp. pasó más de tres décadas fuera de la compañía de software desarrollando una variedad de empresas y actividades filantrópicas. Probablemente, al menos la mitad su fortuna de US$26.000 millones se destinará a fines caritativos después de que firmara la iniciativa “Giving Pledge” hace casi una década, y se aplicará un impuesto a la herencia a gran parte de lo que quede. Pero surgen importantes preguntas sobre cuál de sus activos es probable que se liquide.

Vulcan, la compañía de 32 años que administra el dinero de Allen, fue el paraguas de una variedad de inversiones, activismo y divisiones filantrópicas. Entre ellas se incluye Vulcan Real Estate, una cartera comercial que Bloomberg estima que vale US$1.500 millones; y Vulcan Capital, que invierte en empresas públicas y privadas. También acumuló una de las colecciones de arte más grandes del mundo y tuvo participaciones mayoritarias en dos equipos deportivos profesionales por un valor aproximado U$3.000 millones.

Si otros grandes patrimonios sirven de referencia, la transferencia legal de sus propiedades probablemente tomará años. Las declaraciones de impuestos federales sobre el patrimonio para los contribuyentes fallecidos deben presentarse dentro de los próximos nueve meses, aunque muchas veces se solicita una extensión de seis meses. Un patrimonio grande y complejo como el de Allen, incluso cuando está bien preparado para una sucesión, es probable que se enfrente a una auditoría del servicio de impuestos internos, aunque solo sea por su tamaño y complejidad, dijo Wallace. Durante ese tiempo, a menudo se requiere que el personal administrativo se ocupe de las preguntas de la agencia.

La muerte de Allen ya ha alimentado la especulación entre los profesionales en el mercado de bienes raíces de Seattle sobre si podría haber oportunidades para que compradores se apoderen de algunas de sus propiedades y proyectos.

La compañía tiene edificios en desarrollo para Facebook Inc. y Google Alphabet Inc., así como una serie de complejos de apartamentos con vista al centro. También adquirió un terreno en las cercanías de Bellevue, lo que ha alimentado la especulación de que podría estar desarrollando un edificio para una empresa importante.

Vulcan Inc. era propietaria de compañías y otras entidades que pueden no ser fáciles de liquidar o transferir a un vehículo caritativo. Más allá de los bienes raíces, por ejemplo, fundó Stratolaunch Systems, que ha estado desarrollando el avión más grande del mundo para lanzar vehículos más pequeños al espacio.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada