"Un problema financiero no es tan grave como uno reputacional"

Aldo Ferrini, CEO de AFP Integra, fue uno de los panelistas invitados al : "Gestión Estratégica y Gobierno Corporativo". En el marco del evento, el ejecutivo conversó con El Comercio acerca de los daños que pueden sufrir las empresas cuando no cuidan su reputación.

“Hay eventos reputacionales que han pasado a reducir el valor de la empresa y esta no se recupera hasta quebrar y desaparecer, como el caso emblemático de Enron", destacó Ferrini, haciendo referencia al cierre de una de las mayores empresas de Estados Unidos por presentar irregularidades en sus cuentas.

Añadió que si bien una mala reputación puede causar problemas serios e irrecuperables, no necesariamente destruyen a una compañía. "Si [la empresa] tiene buenas bases, buenos protocolos y una cultura sólida, perfectamente puede salir adelante" mencionó.

Durante su participación el el foro, Ferrini destacó el caso de la empresa Siemens, que destinó anteriormente US$60 millones a sobornos para ganar licitaciones en algunos países, algo muy similar a lo ocurrido con Odebrecht en América Latina.

Comparando ambos casos, el empresario dijo que la diferencia entre Odebrecht y Siemens es que esta última era una empresa pública donde no había un dueño visible y donde no toda la gerencia estaba involucrada.

En esa línea, Ferrini también dijo que en el caso de Graña & Montero -empresa acusada de conocer acerca de las coimas de Odebrecht- esta deberá trabajar en generar credibilidad dentro de su propia empresa.

"Debe mostrarle a sus colaboradores y a los bancos que son correctos para recuperar lo que han perdido, demostrar que pueden manejar una crisis y que tienen un sentido de responsabilidad suficientemente importante para ganar la confianza del mercado", puntualizó el ejecutivo.