Empleo juvenil aún lejos de la recuperación. (FOTO: GEC)
Empleo juvenil aún lejos de la recuperación. (FOTO: GEC)
Javier Artica

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

La situación aún sigue siendo el talón de Aquiles en el país. Si hasta antes de la pandemia era difícil conseguir empleo, ahora es mucho más complicado por la coyuntura.

Según datos del INEI, durante el trimestre móvil que comprende setiembre, octubre y noviembre de este año, el 20% de la Población Económicamente Activa de entre 14 y 24 años de edad se encontraba desempleado en Lima. Es decir, hay más de 70 mil jóvenes que se quedaron sin trabajo respecto al mismo período del 2019.

María José Gómez, directora de la Fundación Forge, sostuvo que quienes se han visto más afectados son las mujeres y la población con bajos recursos económicos que no culminaron la secundaria.

MIRA: Generación del Bicentenario: Jóvenes enfrentan la informalidad y el desempleo en el mercado laboral

MÁS CAPACITACIÓN

Para el exviceministro de Economía Enzo Defilippi, una salida a este problema implica incluir una reforma educativa en la agenda política a largo plazo. “Nosotros apoyamos una reforma para que tengan mayor calidad en la educación y les sirva en su futura empleabilidad, pero este proyecto se fue disipando por falta de voluntad”, detalló.

Defilippi puso como ejemplo que, cuando se busca a un joven soldador, en la gran mayoría de casos se les tiene que enseñar lo básico en geometría “porque en el colegio público no se la inculcaron bien”.

En esa misma línea, Oswaldo Molina, director ejecutivo de la Red de Estudios para el Desarrollo (Redes), señaló que en un mediano plazo la oferta educativa tiene que ir de la mano con la demanda laboral.

“Necesitamos mejores sistemas de información. Los jóvenes deben saber bien qué tanta empleabilidad hay si estudia tal carrera, para eso es útil el portal Ponte en Carrera”, puntualizó.

También mencionó que es importante impulsar más espacios que faciliten el empleo adecuado en el corto plazo. “El Estado tuvo programas de capacitación para jóvenes y fueron exitosos, pero se tiene que ampliar”, acotó.

Para Defilippi, una buena alternativa era la ‘ley Pulpín’ (2015), pues “le daba incentivos temporales a las empresas para contratar a jóvenes y así ganaran experiencia”.

Agregó que, en el mercado informal, un trabajador que recién termina el colegio y no tiene capacitación solo gana S/20 diarios en promedio. “Al mes es casi S/500, ese es el salario del mercado y el problema de fondo”.

SUBSIDIO A LA PLANILLA

Para el abogado laboralista Germán Lora, más eficiente que los programas de empleabilidad del Estado sería seguir dando subsidios a las planillas de las empresas.

“Esa es la única manera para que los contraten adecuadamente”, remarcó.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

Inmovilización obligatoria será desde las 11 p.m a 4 a.m en Lima y Callao
Inmovilización obligatoria será desde las 11 p.m a 4 a.m en Lima y Callao