tarjetas que utilizan chip y pagan sin contacto con pos
tarjetas que utilizan chip y pagan sin contacto con pos

Si bien se inició el año con solo un 5% de penetración del uso de  sin contacto (pago con solo acercarla a la caja), en la actualidad ya estamos cerca de un 10% y cerraremos el año bordeando el 40% de los clientes bancarios utilizando esta tecnología.

Esa es la proyección que hace sobre el mercado local Gustavo Paissan, gerente regional de desarrollo de negocios de Gemalto, quien además precisó que para fines del 2017 se podrá llegar a un 10% de penetración de las billeteras móviles, la primera de las cuales acaba de ser lanzada al mercado. 

En la actualidad solo tres entidades ofrecen tarjetas sin contacto, pero todos los bancos y cajas, comentó, tienen planes de lanzar este servicio pronto y los cuatro más grandes además desean lanzar sus billeteras móviles, es decir entregar a sus clientes un chip que les de acceso a la cuenta bancaria desde el celular.

Lo que falta en el país, apuntó, es ampliar la masa crítica de terminales aptos para utilizarla. Por ahora en el país se tienen 40 mil puntos de venta listos para tarjetas sin contacto, lo cual es casi la tercera parte de la base instalada (150 mil). Para junio, según el BBVA, ya se habrá llegado a los 50 mil puntos de venta con Visa listos para el servicio y se espera seguir un incremento gradual en el segundo semestre.  

Lea también:

Gemalto propone nuevas alternativas en billetera electrónica
Gemalto propone nuevas alternativas en billetera electrónica

BIOMETRÍA COMO TENDENCIA
Los bancos locales, refirió Paissan, saben que ha surgido un nuevo estilo digital de consumo financiero. Los clientes quieren soluciones simples, seguras y rápidas a las que puedan acceder desde sus teléfonos y esperan que sus bancos se adapten a sus deseos. La banca tradicional compite hoy no solo con bancos que han nacido en un entorno puramente digital (bancos sin oficinas físicas) sino también con operadores móviles que se convierten en bancos (como ya ha ocurrido en Europa) y por eso están tan deseosos de migrar sus servicios hacia el móvil.

No obstante que existen dichos deseos en los consumidores, la migración será en forma paulatina tanto porque existe cierto recelo por parte de los comerciantes, que están acostumbrados a manejar efectivo, como por parte de los mismos clientes, que temen ser víctimas de algún robo. En la medida en que el pago desde el móvil sea sencillo y amigable sin poner en riesgo la seguridad será posible ampliar la base de clientes más allá de los "early adopters", aseguró. 

Lograr la adopción de la billetera móvil como tal - realizar pagos desde el teléfono - dependerá en buena medida de los mecanismos de seguridad que se brinde sin complicar la vida de los clientes. Existen varias formas de validar las operaciones, las cuales van desde introducir una clave secreta hasta el uso del toquen (un número que cambia cada minuto), pero la más idónea es el uso de herramientas que permitan verificar la identidad del cliente (quien soy) ya sea con la huella dactilar, el reconocimiento facial, la voz o incluso el iris, explicó.

Los consumidores están dispuestos y deseosos de que esas tecnologías de reconocimiento biométrico, en especial la huella dactilar, puedan ser utilizadas para garantizar los pagos desde el celular. Lo que falta es masificar el uso de dispositivos de gama alta que permitan utilizarla, pero la voluntad de usarlos existe. Según un estudio realizado el año pasado por Visa, más de dos tercios (68%) desea utilizar la biometría como método de autenticación de pago y la mitad (51%) cree que será una forma más sencilla de lograrlo. En cuanto al tipo de verificación preferida, el uso de la huella dactilar fue la favorita al lograr un 81% de respaldo.    

Lee más noticias de Economía...